‘After Hours’ de The Weeknd


Después de 4 años de espera, el cantante canadiense, The Weeknd nos deleitó con un álbum de 14 canciones que nos desgarran el alma hasta lo más profundo. Primer disco del artista que no cuenta con colaboraciones pero que tiene un profundo significado para él.

Con cautela y un ritmo muy cinemático, Abel inicia el viaje con “Alone Again”, llevándonos hasta un lugar oscuro, donde ni el mismo se reconoce, se siente atrapado viviendo la vida de alguien más, pero de cierta manera se siente en casa. Abel sabe que si continua en ese camino, terminará solo y no podría soportarlo.

En compañía de su amor se siente seguro, pero la actitud de Abel la decepcionó y ahora trata de recuperar las cosas, de estar bien, pero es “Too Late”. Con su característica voz aguda y un ritmo acelerado, Abel pide el perdón de su amor, que es la luz que cambia la oscuridad dentro de él. Esta canción en particular se deriva del género garaje, dándole un parecido a “Wasted Times” de su EP ‘My Dear Melancholy’.

Con un ritmo más electrónico, un bajo y tambor líquidos, en “Hardest To Love”, Abel recuerda sus comportamientos pasados y como éstos lo llevaron a una relación fallida. Se culpa a el mismo por todo lo sucedido, no se dio cuenta del daño que estaba haciendo a su pareja. Durante toda la canción, el ritmo es constante, ya que asemeja el comportamiento de Abel y el final es más tranquilo, donde se da cuenta de sus errores.

Como sacado de una película romántica, “Scared To Live”, es una balada que va de la mano de la canción anterior, Abel detalla su trágica ruptura, dejando a su amor dudosa de amar de nuevo. Los tintes electrónicos que se escuchan al fondo de la melodía, hacen que la canción sea más melancólica, al igual que el órgano al inicio.

Seguido de un cambio drástico, “Snowchild” vuelve a un pop más orgánico. Abel recordando su pasado, sus vicios y su relación con las mujeres, pero hace una referencia a la religión, que le salvó la vida. Con esta canción se recuerda un The Weeknd en sus inicios, en ‘Beauty Behind The Madness, con un ritmo muy parecido a “Tell Your Friends”, incluso utilizando expresiones similares para recalcar su oscuro pasado.

El momento cumbre del disco viene con “Escape From LA”, uno de los momentos más emotivos donde Abel aborda despectivamente su infidelidad hacia su pareja. Con un ritmo lento y muy melancólico, acepta sus errores, pero atribuye gran parte de estos al ambiente tan acelerado de Los Ángeles. Esta canción, junto con otras, hace referencia a la película de culto de John Carpenter, que lleva el mismo nombre, mostrando el gusto que tiene Abel por el cine.

“Heartless”, el primer sencillo de este disco, nos muestra a un Abel frío, que solo quiere presumir su estilo de vida y su dinero. El uso de eco en su voz le da dimensión y acompañamiento a la letra tan cruda. La canción se acompaña de un vídeo donde se representa a la perfección el comportamiento de Abel en Las Vegas, con luces cegadoramente brillantes, lo que haría referencia a su segundo sencillo.


Para recuperarse, “Faith” nos lleva en un viaje donde mezcla los sintetizadores y sirenas, dando un giro en el outro con la batería. Una canción muy sombría donde The Weeknd explora sus adicciones con las drogas y lo compara con el acto de perder la religión de uno. Al escuchar esta melodía, se siente como un deja-vu. A lo largo del disco se va creando una atmósfera alrededor de los tres singles que previamente se habían escuchado.

Contrarrestando el viaje oscuro, “Blinding Lights” nos lleva a un viaje por los 80’s con un electropop de la época, con los sintetizadores y tambores electrónicos que se asemejan a los de su álbum de 2016, Starboy. Aquí nos habla de un estado constante de distracción en donde solo encuentra alivio estando en la compañía de su amante.

“In Your Eyes” es una canción más animada, pero nos muestra a un Abel más vulnerable, entregado a sus sentimientos, esto acompañado de unos sintetizadores influenciados por la música disco y el saxofón, interpretado por Tomas Jonsson, hacen una combinación matadora que nos deja un buen sabor de boca.

Continuando con los sintetizadores de los 80’s, “Save Your Tears” es una canción donde habla de relaciones pasadas y recuerda las experiencias que pasaron juntos. Melodía más alegre que la primera mitad del disco donde se notan canciones más oscuras.

El único interludio de After Hours, “Repeat After Me”, presenta a Abel haciendo señas a su amante para que lo siga, pero realmente él le está lavando el cerebro para que lo ame después de que se han separado y ella está con alguien más. Esta melodía cuenta con el sintetizador característico y la producción psicodélica del líder de Tame Impala, Kevin Parker.

La penúltima canción, “After Hours” habla de una relación fallida que termino en desamor y es una carta de disculpa, para lograr una reconciliación. Con esta melodía vuelven las vibraciones oscuras y voces alteradas, que se asemejan a su música de 2012 en Trilogy.

Para concluir con este viaje, “Until I Bleed Out” marca el final, registrado con el cuerpo de Abel quedándose sin sangre, haciendo una referencia al gran esfuerzo que él ha puesto para que su música llegue a donde está, esfuerzo que le costó la relación de la que tanto habla en todo el disco.

Con una montaña rusa de emociones, el cuarto disco de The Weeknd se quedará en nuestro corazón y playlist por un buen rato.


NOVEDADES x VIBRAS