‘A Bath Full of Ecstasy’ de Hot Chip


Sin perder su estilo pero siendo innovadores en sus ritmos y letras, el quinteto londinense Hot Chip regresa con su séptimo álbum de estudio, A Bath Full of Ecstasy, un disco que te hará vibrar de inicio a fin con sus melodiosas y pegajosas mezclas.

“Melody of Love” abre el álbum, y es justo un preámbulo de lo que escucharás los siguientes 58 minutos, melodías de amor musicalizadas con synth pop. “El tiempo traerá paz, el tiempo traerá amor”, canta Alexis Taylor en una pista que habla sobre un amor que no resultó. El siguiente tema es “Spell”, con el estilo inconfundible de la banda, el cual habla de un “hechizo de amor” del cual no hay escapatoria.

La pista homónima del álbum es la tercera de las nueve que contiene esta entrega. “Pon la belleza de tu angustia en la música que tú y yo hacemos”, dice la letra al ritmo de sintetizadores y guitarras melosas. “Echo” pregona el olvido y el autoperdón, al exigir que el pasado no sea más que un eco, sin arrepentimientos.


“Hungry Child” es un homenaje a la pasión enfermiza, en la cual se sufre estando cerca, pero es imposible resignarse a estar separados. “Positive” sigue la línea de la pista anterior y con una oscura letra habla sobre un examor. La canción con el ritmo más “romántico” es “Why Does My Mind”, que nos recuerda que el amor consiste principalmente de lujuria y tristeza.

“¿Qué importa? Un sueño de polvo o un sueño de vida, en un universo de tamaño casi infinito”, dice la letra de “Clear Blue Skies”, tema que parece salido de un sueño. El álbum cierra con “No God”, inspirada en un amor tan fuerte, que ningún dios es capaz de causar el mismo efecto o sensación.

Con temas existenciales, A Bath Full of Ecstasy es un homenaje de Hot Chip, para Hot Chip; fácil de escuchar, digerir y fresco en cada sonido. Este disco, si bien no será un clásico del género, es uno de los mejores del año y un paso adelante en la evolución de la banda.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071