Tiger Army en El Plaza Condesa

Fotos: Alex Smith | @alex_smithxcv

Tiger Army @ Plaza Condesa, 2019

Los encargados de calentar los motores fueron Los Pardos, banda mexicana considerada como una de las pioneras del psychobilly nacional, y Eddie y los grasosos, con un estilo más clásico de rockabilly. Ambos grupos pusieron a cantar y bailar a los asistentes que poco a poco iban llenando el lugar. Luego de media hora de espera, las luces se apagaron y la música de fondo se detuvo para dar lugar a los gritos de los fans.

Nick 13 (vocalista y guitarrista), Djordje Stijepovic (contrabajista) y Mike Fasano (contrabajista) tomaron sus lugares detrás de los instrumentos para iniciar con “Prelude: Tercio de muerte”, que provocó que los fans gritaran apenas se escuchó el bombo de la batería y los primeros acordes de la guitarra. “Beyond The Veil” fue la siguiente canción, que hizo cantar y brincar al público al ritmo del golpeteo del contrabajo al igual que con “Afterworld”.

“Ghostfire” no dejó descansar a los fans quienes no paraban de cantar y mover la cabeza al ritmo de la música. “Ciudad de México, buenas noches, gracias por venir” fueron las primeras palabras que Nick dijo a los asistentes para luego interpretar “Dark and lonely night”, que rompió con la efusividad de las otras canciones, una melodía nostálgica y romántica que transportó al público a la década de los cincuenta. “Devil that you don't know”, volvió a la energía del punk y el rock.

“Devil girl” y “Cupid’s Victim” fueron las siguientes, durante ésta última una persona del público fue cargada hasta el frente de la valla, tratando, en vano, de estar más cerca del escenario. “Prisoner of the night”, hizo que todos cantaran y bailaran de un lado al otro.

La siguiente, fue una melodía especial para Tiger Army y los fans, ya que es una de las canciones en español del trio; además de ser de las más recientes. “Mi amor la luna” fue interpretada junto con un coro de voces que formaban los fans. Al terminar, una persona del público grito “Te amo”, a lo que Nick respondió con una gran sonrisa y poniendo su mano en el pecho dijo: “Gracias, Ciudad de México, son los mejores”.


“Nosotros no creemos en el gobierno ni en políticas, creemos en la gente”: con estas palabras el trio presentó “Fuck the world”, muy al estilo psychobilly, con ejecuciones a una velocidad frenética, Tiger Army encendió a los fans quienes comenzaron a brincar y empujarse al ritmo de la música mientras gritaban la letra de la canción. “Eyes of the night” y “Pain”, continuaron de la misma forma, en la que los asistentes no dejaban de bailar y mover la cabeza.

“The past will always be” y “Never die”, fueron las últimas canciones que Tiger Army tocó antes de retirarse del escenario entre aplausos y gritos de los fans que no habían dejado de brincar y cantar las letras de las canciones. Las luces se apagaron y los asistentes comenzaron a gritar para que el trio regresara. Luego de un par de minutos Nick, Djordje y Mike volvieron al escenario para interpretar algunos temas más.

Nick tocó su guitarra frente al contrabajo de Djordjie, mientras Mike hacía mover la cabeza al ritmo de “Pipeline” a los asistentes. “What Happens” fue la siguiente canción del encore. “Hechizo de amor”, primera canción en español de la banda, hizo que todos cantaran, bailaran y levantaran las manos.

Durante “Sea of Fire” Nick presentó a los integrantes de Tiger Army, quienes hicieron un solo con su instrumento. Luego de esto, el trio planeaba retirarse; sin embargo, los fans pidieron una canción más, de esta forma regresaron para cantar el último tema de la noche: “Where de moss slowly grows”, no sin antes decir que la Ciudad de México es un lugar muy especial para ellos y despedirse de sus fans con un: “Hasta luego”.


GALERÍA


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071