top of page

Entrevista con Sunset Images



Como parte del Ciclo Hipnosis, llevado a cabo en el Foro Indie Rocks!, Sunset Images se presenta el próximo 7 de julio en una velada prometedora de potencia, dinamismo y pinceladas atmosféricas que llegarán en vivo a nuestros oídos después de mucho tiempo.

Con continuos cambios de alineación durante su trayectoria, la música de Sunset Images entraría dentro de lo que consideramos como noise rock o garage punk. No obstante, adjetivos que pueden contrastar con lo mencionado anteriormente como “experimental”, “contemplativo” y “ambiental” también son bastante afines a esta propuesta.

En Vibras platicamos con Samuel Osorio, único miembro constante desde el inicio hasta el presente de la banda, acerca de esta próxima tocada, de la escena nacional emergente y de los retos y metas que mueven al proyecto, así como de la dualidad sonora presente en su estilo.

Siguiendo esta onda psicodélica, de shoegaze y garage, y con las propuestas tanto nacionales como internacionales que nos ha traído Hipnosis, ¿cómo crees que Sunset Images se inserta dentro de este panorama musical y cómo se dio la relación con este ciclo de tocadas?

Samuel: La invitación salió hace un par de semanas. Nos escribieron del equipo de Hipnosis y nos hicieron la propuesta de que querían retomar los shows, y que estaba por empezar el ciclo rumbo al festival. Nos pareció una idea bastante chida, de hecho nosotros hemos ido al festival y desde hace rato nos llamaba mucho la atención colaborar con ellos. Estuvo muy chido que nos hayan invitado. Creo que será el momento ideal para volver a retomar los conciertos en la ciudad y para nosotros va a ser una buena primera presentación después de muchísimo tiempo.

Y nos consideramos más como noise rock. Estamos influenciados por muchas bandas de shoegaze, pero también nos gusta muchísimo la onda psicodélica. Lo que quisimos fue combinar estas influencias y, como todas las bandas dicen, generar nuestro propio sonido. Pero sí tenemos un gusto particular por sonar agresivamente y más pesado que las bandas psicodélicas tradicionales.


Después de año y medio sin tocar en vivo me imagino que hay una serie de expectativas, sensaciones y reflexiones acumuladas respecto a lo que significan los conciertos. ¿Ha cambiado tu perspectiva acerca de la música en vivo?

Samuel: Sí, como dices, ya tenemos desde enero de 2020 que no tenemos un show. De hecho, justo ayer tuvimos nuestro primer ensayo después de todo este tiempo. Estuve pensando cómo quería que fuera nuestro show en vivo ahora y se me ocurrió incorporar una nueva alineación. Normalmente siempre nos presentamos yo y un baterista: yo hago loops con el bajo y después me paso a la guitarra, así tocamos en vivo regularmente. Pero esta vez quería hacer algo distinto. Incorporamos a un bajista para que el show sea un poco más fluido y también porque la nuevas canciones que vienen- estamos a punto de sacar el nuevo disco- son muy distintas a lo anterior. Sí se requiere de una persona extra para poder tocarlas. Va a ser muy distinto porque normalmente siempre teníamos esa presión de seguir el loop del bajo. Teníamos que ser muy constantes para que no se nos fuera el tempo, no nos podíamos salir de eso, podría decirse que estábamos algo limitados. Ahora vamos a tener la oportunidad de hacer más improvisación y nos gusta muchísimo alargar las canciones, que no queden exactamente como están grabadas, agregarles pues… cómo nos vamos sintiendo en el show. La energía de la gente también nos contagia muchísimo: cuando vemos que alguien está dentro de su viaje, te contagia un buen y quieres dar lo mejor. Creo que esta vez se va a prestar mucho para eso.

Suena muy bien que vayan a tener una apertura de posibilidades y dinámicas con la incorporación del bajista. Pasando al sonido de la banda, siento que su propuesta sonora es capaz de llevarnos desde capas de distorsión con gran densidad y mucha energía, hasta pasajes más atmosféricos, como pinceladas de escenarios. ¿Qué importancia tiene esta dualidad musical para su sonido?

Samuel: Qué chido que lo mencionas porque siento que a veces la gente te encasilla en cierto sonido. No sé, nos han dicho mucho que somos como una banda de post-rock, por ejemplo. Supongo que es porque no tenemos muchas voces o letras en las canciones. Pero nos encanta experimentar un buen con cosas que puedan sonar muy tranquilas, muy relax. Hasta casi casi ahí tocándole al ambient, cosas muy contemplativas. Pero también nos encanta la potencia y sonar súper fuerte: las distorsiones, el fuzz. Creo que hemos tratado de combinar las dos cosas dentro de la banda. Por ejemplo, nos agregaron hace poco a una lista de Spotify que es Shoegaze & Dreampop en español. Me sorprendió bastante porque están bandas que me encantan, como Lorelle Meets The Obsolete o Los Mundos. Pero también hay bandas que siento que sí son otra onda, pero que igual están muy chidas, como Mint Field y Señor Kino. Está padre poder estar en esa onda y también estar en otro tipo de listas más experimentales o de noise-rock. Se me hace muy chido poder estar en las dos cosas.

Foto: Aldonza Zuñiga | @aldonzalovely_

Me gustaría retomar lo que mencionaste acerca de que la mayor parte de sus rolas no tienen voz. Siento que este aspecto también es una de sus características como grupo y quisiera saber, desde tu perspectiva, ¿a qué retos crees que se enfrenta una banda cuya mayoría de su material es instrumental?

Samuel: Pues retos en sí… Siempre hemos tratado de hacerlo lo más honestamente posible, no dejándonos llevar por tendencias o cosas así. Sino que, la música que hacemos es la que nos gusta. Realmente no tenemos una presión de que nos digan- porque nos han dicho muchas veces- cosas como: “Ay, suenan muy chido pero tal vez deberían de agregarle una voz” o “Estaría chido que le agregaran una voz de una chica”, como onda Portishead. Hemos tenido todos esos comentarios a través de los años. Al principio sí nos hacían preguntarnos si estaba bien lo que estábamos haciendo, o si deberíamos de tomar otro rumbo. Pero al final nos dimos cuenta de que no, que esto era lo que queríamos hacer y no tendríamos porque dejarnos influenciar por lo que digan otras personas.

Creo que lo chido de esto que me dices es la idea de que la música habla por sí misma, independientemente de si tenga voz o no.

Samuel: Sí, igual puede ser un poquito más difícil generar un público y todo eso. Pero pienso que al final la gente que tenga que escucharlo lo va a hacer. De alguna u otra forma vamos a poder llegar, o ellas van a poder llegar a escuchar la música.

Sí, estoy de acuerdo. Sé que eres un gran fan de los efectos para guitarra, en especial del fuzz y del reverb y el delay. Así que me gustaría saber, ¿qué papel juegan los pedales de efecto a la hora de la composición de las rolas?

Samuel: Sí, son como una parte muy fundamental de la música que hacemos. Creo que hay muchas herramientas que puedes utilizar para generar cosas interesantes, musicalmente. Y sí, todos los pedales de efecto me encantan. Poder experimentar con los sonidos y combinar el fuzz y delay y reverb, todo a la vez. Te generan unas capas que le aportan mucho a las canciones. Tal vez para algunas personas pueda sonar a que es puro ruido o caos, pero si lo escuchas bien es algo súper chido y envolvente.


Habiendo desarrollado y mantenido este proyecto a lo largo de los años, siendo tú el único miembro constante, ¿cómo ha sido la trayectoria de la banda?

Samuel: Pues podría decirse que sí es como mi proyecto “solista”, porque realmente yo he sido la única persona que ha estado en la banda durante todo este tiempo. Cuando la empezamos éramos cuatro amigos y poco a poco se fueron saliendo, hasta que ya nada más quedé yo. Pero tampoco me gusta pensarlo así como mi proyecto solista; siento que siempre he querido mantener el feeling de una banda. Hemos tenido varios cambios de alineación, yo creo que ya han estado alrededor de diez bateristas diferentes durante todo este tiempo. Pero eso también está muy chido porque cada vez le han ido aportando diferentes cosas. Cada baterista que ha estado tocando conmigo siempre tiene su propio estilo y las canciones nunca han sonado iguales. Siempre me gusta decirles a los bateristas que si tienen alguna idea o que si les nace tocar algo cuando estamos ensayando, estaría muy chido que lo agregaran a ver cómo suena. Y si nos late, mantenerlo. Está padre tener una estabilidad, y ser los mismos siempre. Porque obviamente cuando estás con una persona tocando durante mucho tiempo pues ya nos conocemos y sabemos qué nos gusta y que no. Pero también está súper chido siempre tener nuevas ideas y gente nueva que te va a aportar cosas distintas. Eso también ha hecho que la banda se esté retroalimentando continuamente. Por eso nunca ha sido de: “Pues ya se salió un integrante, ya matamos la banda.” Le ha dado mucha vida para seguir tocando y haciendo música.

Acercándonos al final, me gustaría saber cómo vislumbras la escena musical mexicana contemporánea. ¿Qué te llama la atención y en general qué opinas de la escena que ahora está agarrando fuerza?

Samuel: La verdad yo siento que aquí hay muchísimo talento que está súper menospreciado. Y está difícil reconocerlo, pero a veces somos nosotros mismos los que no lo reconocemos. No sé, tantos festivales que hay… Es bien triste ver el Corona Capital o festivales así más grandes y que no haya ninguna sola banda de aquí, sí se me hace bien feo. Porque cualquier banda de acá, la neta no le pide nada a una banda porque sea gringa o europea. Siento que en ese sentido tal vez nosotros también somos un poco culpables de no reconocer lo chido que hay acá. Y también, hay casos de bandas que no son populares acá pero que están tocando constantemente en Europa o en Estados Unidos, o en festivales muy grandes. Pero creo que poco a poco se está abriendo más ese camino. Igual nosotros hemos tenido la oportunidad de ir a algunos lugares, a otros países. A parte de que nos gusta un buen tocar y queremos hacerlo en todos los lados que sea posible, también nos gusta cuando nos llegan mensajes de gente que dice: “¡Qué chido que se lanzaron a tocar allá!, ¿cómo le hicieron?” Es como cierta inspiración la que le podemos dar a bandas más jóvenes. Como nosotros, que muchas bandas nos han inspirado a tratar de llevar nuestra música a otros lugares. Entre bandas amigas también, siento que entre todos nos vamos impulsando poco a poco. Si ves que las bandas con las que estás tocando sacan un disco, pues también te dan ganas de ya sacar un nuevo disco. Si ves que están tocando en un festival, en un NRMAL o en un Hipnosis, pues dices: ¡No manches, yo también quiero hacer eso!”. Y si nosotros podemos hacer eso por otras bandas, inspirarlas, yo creo que eso es una de nuestras metas también. A parte de nuestras ambiciones personales.

Foto: Fabriccio de la Mora

La neta está muy chido que tengas ese sentido de comunidad entre las bandas con las que han tocado, y esta visión con las que apenas empiezan a abrirse camino. Ya por último, ¿qué nos espera este próximo miércoles 7 en el Foro Indie Rocks! por parte de Sunset Images?

Samuel: Estamos preparando un set bien chido, vamos a estrenar un par de rolillas de lo que viene en el nuevo material. Queremos que la gente quede justo como un trance de mucha distorsión y ruido; que cada persona se haga su propio viaje y disfruten al máximo. Vamos a dar todo de nosotros y estará increíble.

Gracias por la entrevista Samuel, ha sido un gusto platicar contigo y conocer mejor este proyecto.

Samuel: Igual igual, muchísimas gracias. Ya por último, les recomendamos que lleven protección para sus oídos porque vamos a tocar muy, muy fuerte.



Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page