Ska-P en el Palacio de los Deportes

Fotos: Bere Rivera | @soy_bro

Ska-P @ Palacio de los Deportes, 2020

Las luces del Palacio de los Deportes se apagaron y “One Way or Another” de Blondie, la canción de fondo, dejó de sonar. Los gritos de emoción se hicieron cada vez más fuertes en cuanto los integrantes de Ska-p aparecieron en el escenario. Entre aplausos y cerveza que volaba por los aires, las trompetas y el trombón se hicieron sonar, dando inicio al primer tema de la noche “Poder pal pueblo”.

Con un soul out, la banda originaria de España se presentó en el Domo de Cobre como parte de la gira por su nuevo álbum titulado Game Over, dando a los 22 mil asistentes una noche llena de baile, frenesí y mucha diversión.

“Estampida”, la siguiente canción, provocó que todos los asistentes comenzaran a bailar y en la sección general el slam comenzó en pequeños círculos donde se vivía una verdadera estampida. “Gato López” no dio descanso a los fans, quienes no dejaban de brincar y gritar la letra al igual que con “Mestizaje” en donde los fans corearon el tema.

Luego de este, Roberto Gañán Ojea, mejor conocido como Pulpul, vocalista de la banda presentó a “el jefe del estado español”, en ese momento apareció Eloi Yebra, actor que interpretó al Borbón en el vídeo, vestido con traje militar de gala haciendo parodia, para después iniciar con el tema “Jaque al rey” en el que el actor comenzó a bailar al igual que en el clip musical, “El niño soldado” fue la siguiente canción.


Continuando con los performances, Eloi, vestido como torero dio un discurso a favor de la tauromaquia que los asistentes abuchearon, para luego dar inicio a “Vergüenza”, canción que critica y rechaza esta práctica. Las luces amarillas y verdes dieron la bienvenida a “Cannabis” en la que el slam continuó y el olor a marihuana se hizo perceptible.

Con un órgano y un vitral, igual al los que se pueden encontrar en las iglesias, proyectado en el fondo del escenario, inicio “Crimen sollicitationis” en la cual los integrantes de la banda utilizaron vestimentas de monjes y un hombre vestido como un obispo con alas negras, máscara y un rosario, formaban parte de la critica que la canción hace hacía los crímenes sexuales cometidos por la iglesia.

“Canto a la rebelión” fue la siguiente canción, luego de esta el vocalista de la agrupación española se quitó la playera que tenía para vestir una nueva con la foto de uno de sus fans, quien tuvo un accidente y falleció, “Nunca se abandona a un amigo, a un seguidor. Esta canción está dedicada a él: Armando”, de esta manera “Mis colegas” fue interpretada y cantada por todos los fans, “Derecho de admisión” y “Seguimos en pie” puso a todos a bailar y brincar.

Con luces de colores y una bandera arcoíris, símbolo de la comunidad LGBT, Ska-p interpretó “Colores”, para luego continuar con “Ñapa es”, “Kasposo” e “Intifada”, tema durante el cual se hondeó una bandera de Palestina mientras imágenes de guerra eran proyectadas en el fondo.


“No lo volveré a hacer más” y “Romero el Madero” hicieron que los asistentes bailaran y continuaran con el slam, con esta última Ska-p se retiró de escenario mientras los asistentes gritaban para que regresaran.

Luego de un par de minutos, en el fondo del escenario el vídeo de un tren fue proyectado, mientras los integrantes de la banda regresaban al escenario para interpretar los últimos temas de la noche: “Fullgas”, “Circo Ibérico” y “A la mierda”, para cerrar con uno de sus temas emblemáticos: “El vals del obrero”.

Esta fue una noche llena de gritos y consignas hechas canción, slams y crítica social hacia diferentes temas como la monarquía, la tauromaquia e incluso los abusos sexuales cometidos por parte de grupos religiosos, en donde los asistentes no dejaron de cantar y bailar al ritmo del ska haciendo vibrar el recinto.


GALERÍA


NOVEDADES x VIBRAS