Nilüfer Yanya en el Foro Indie Rocks!

Fotos: Carlos Oliva | @carloosoliva

Nilüfer Yanya @ Foro Indie Rocks

Desde Londres y por primera vez en México, Nilüfer Yanya llenó el Foro Indie Rocks! de puro jazz, soul y pop oscuro, en una noche intima y sublime; la belleza de su sonido emergente da la oportunidad de caer instantáneamente enamorado. La británica nos presentó su álbum debut, Miss Universe, en el último día de su gira de otoño y la Ciudad de México como su lugar especial, fue su juego de siluetas, un dinamismo multi-género, su lirismo más emotivo y una encantadora sencillez, que convirtió una noche de miércoles en una velada inolvidable.

En completa oscuridad, suben al escenario y “The Florist” es la primera canción en desprender destellos armónicos, gradualmente aumentando los decibeles, es suficiente para darnos cuenta que su voz es más grande y potente, es completamente irreal el baile que hacen sus cuerdas vocales. Seguida por un par de acordes sensuales, “Golden Cage” brilla en tonalidades de jazz, reforzadas por saxofón arremolinado, y con la letra atorada en nuestra cabeza, “Paradise” se apodera en una brillantez tropical y le público comienza a bailar al compás de la guitarra.

Con la armonía conceptual de “Wway Health”, Nilüfer aprovecha para cambiar su monologo a una pequeña introducción de la banda, con ella está el bajista Lucy Lu, Ellis Duply en la batería y la sensacional saxofonista Jazzi Bobbi. Así es como “Baby Blu” entra en rebote y con un sutil beat nos adentramos a una sensación de espacio, con un swing relajado y perdido entre ecos de la batería y una voz más distante. Con un lirismo honesto y relevante, “Thanks 4 Nothing” fue un rompe almas que con la potencia de sus coros hacia el balance perfecto con sus melodías suaves.


En un salto de valentía, Bobbi y Yanya hacen un cover de “Hey”, un clásico de The Pixies, y el ambiente hace una pequeña pauta al jazz completamente burbujeante; son muy pocos los artistas que logran beneficiarse del homenaje y es que la combinación musical de estas dos mujeres, con una guitarra relajada y un saxofón elegante, es una genialidad en vivo. Con varios trucos bajo la manga, fue su sencillez utópica y de esencia sublime, que permitían que la música se encontrará en primer plano, con luces tenues y siluetas de colores, completamente agradecida de la calidez de la audiencia para hacer brillar a Nilüfer Yanya en el escenario.

Con presentación especial, la pacifica atmósfera de “Safety Net” fue para hacernos flotar en una distopía de belleza musical, su voz se sentía como un pequeño abrazo al alma. Las pistas de Miss Universe, son de técnica desafiantes y en vivo se aprecian en todos los sentidos posibles: la etérea fusión de magnificencia armónica, hace tan evidente la emoción principal de una canción. Desde la incertidumbre e intima tonalidad, “Monsters Under the Bed” se revela en nostalgia, o una de las favoritas, “Angels” de variable y honestidad bruta, es completamente electrizante en el escenario; hasta convertir en una pista de baile improvisada con “In Your Head”, así se despide Nilufer de la primera sección de la noche.

Post-encore, “Heavyweight Champion of the Year” se apropia rápidamente del escenario y Nilüfer Yanya demuestra que es completamente irreal, su voz y una banda en orquesta de ensueño llevan la experiencia más allá de los límites: superan lo inesperado con una musical sustancia onírica, que recorre y adormece el cuerpo. En una noche llena de explosiones lúdicas, con una guitarra despreocupada y destellos de pura buena vibra, Nilüfer Yanya nos deja cruzando los dedos para seguir teniendo más de su música bonita en nuestras vidas.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071