Mystic Braves en el Foro Indie Rocks!

Fotos: Lalo Garduño | @laloogh_

Mystic Braves @ Foro Indie Rocks, 2019

Mystic Braves, la grandiosa banda de Los Ángeles, California, cerró la primera edición del festival Transferencia vol. 1 en el Foro Indie Rocks! la noche del 8 de diciembre entre bailes, sonrisas y mucha psicodelia luego de cuatro años de su última presentación en la ciudad.


Pese a ser domingo, los californianos lograron congregar a una buena audiencia en las instalaciones del aclamado recinto de la colonia Roma y, por si fuera poco, nos entregaron un setlist repleto de increíbles canciones tanto de su primer disco, Mystic Braves, como de su más reciente producción, The Great Unknow.


Estos temas integraron la selección de 16 canciones que se repartieron en poco más de 50 minutos de concierto, en el que los músicos se desenvolvieron con tal confianza sobre el escenario que crearon un ambiente de paz y armonía entre todos sus seguidores.


El show comenzó minutos después de las diez de la noche, pero el preludio nos lo regalaron Tony, Cameron, Shane e Ignacio subiendo al escenario a realizar un soundcheck en medio de una comodidad enorme y ante los ojos de sus fanáticos que siguieron los movimientos de los artistas sin perder detalle de las maniobras que realizaban con guitarras, baquetas, flautas y un bajo entre sus manos.


Cuando Julian subió al escenario, y junto a la banda comenzó a interpretar temas como ‘Under control’, ‘The great unknow’ y ‘Desert Island’, el interior del Indie Rocks se convirtió en una fiesta cósmica y onírica que solo habríamos podido imaginar en nuestros más profundos sueños.



A estas canciones siguieron ‘Plmk/doc’, ‘Point of view' y ‘Ponte bajo el Sol‘, el nuevo sencillo cantado en español que electrificó la estética del Indie Rocks para hacernos bailar y sacudir nuestros cuerpos a ritmo de olas oscilantes con sabor a sal.


Entre sonrisas complacientes y gritos alocados de fondo, los miembros de Mystic Braves siguieron tocado en una absoluta satisfacción joyas como ‘Can’t have love’, ‘Vicious cycle’, 'Oh so fine’ y ‘Trippin like I do’, las cuales integraron el combo de la noche al ser composiciones emblemáticas del West Coast.


Cabe destacar que para el momento en el que los últimos acordes trepidantes de 'Trippin like I do' sonaron, supimos que Julian y compañía nos habían robado el corazón con susurros cariñosos de psicodelia que, entre movimientos desenfrenados, grititos y bajeos, nos fueron envolviendo hasta embelesarnos por completo.


Con las melodías hipnóticas y las ondas de vibración escalando cada espacio del Indie Rocks llegamos a ‘Mysery loves company’ y ‘Mystic rabbit’, una de las canciones más populares de la banda que fue coreada hasta el último segundo y significó un viaje al hermoso año del 2012 en que la agrupación nos entregaba su primer material homónimo.



A esta canción la precedieron ‘No trash’ y la gigantesca ‘Cloud nine’, que terminó por mostrarnos la grandeza de los músicos que supieron cautivarnos con su esencia y fusionaron su talento con la energía del lugar para crear un universo perfecto y tangible ajeno de toda realidad.


Para cerrar el viaje llegó ‘Earthshake’ seguida por ‘Bright blue day haze’, con la que la media noche se asomó desde el horizonte para anunciarnos el momento de la despedida. Sin embargo, al saber que esta había llegado, el público y los músicos nos entregamos a una euforia colectiva que culminó con un abrazo de fraternidad dando nacimiento a un rastro de psicodelia lumínica que, en consecuencia, sigue resonando en la atmósfera.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png