Mon Laferte en el Palacio de los Deportes

Fotos: Jiovanna Bellamy | @byjiovannabellamy

Mon Laferte @ Palacio de los Deportes, 2020

El pasado octubre recibimos la noticia de que la cantante chilena Mon Laferte pondría fin a una de las giras más guapachosas y románticas de su trayectoria artística, Norma.

Desde entonces, gracias a las redes sociales de sus músicos y de la misma interprete, fuimos testigos de cómo se cocinaba este gran concierto a través de ensayos. También pudimos hacernos sospechas sobre uno que otro invitado, lo cual nos provocó más emoción y ansias por presenciar el espectáculo.

La espera termino el pasado 18 de enero cuando el Palacio de los Deportes se llenó de fans con coronas de flores y rosas que adornaban su cabello.

Teniendo como telonero a Marco Mares observábamos pudimos observar cómo el recinto se iba llenando para, en punto de las 8:30pm, escuchar la icónica “Vie en Rose” de Edith Piaf con la cual vimos desfilar a los músicos de Mon con sus jumpers blancos de alíen, algo que formó parte de su vestuario durante toda la gira.

Con un vestido rosa de olanes, ampón y muy cortito vimos salir muy sensual a Mon al ritmo de las trompetas para interpretar su primer canción “Por qué me fui a enamorar de ti”, poniendo a bailar de inmediato a más de 20 mil asistentes. Después, en los visuales vimos la fotografía de el famoso gato Eulalio de la cantante, pista para saber que la siguiente canción a entonar seria “Ronroneo”.

Siguiendo el romanticismo toco el turno a “Quédate esta noche” canción con la cual Mon caminó al final de su escenario para recibir un ramo de rosas que le ofreció uno de sus fans junto con la bandera de la comunidad LGBT+, misma que la cantante abrazó y después portó hasta el final del tema.


Tras cinco canciones, Laferte hizo una pausa para saludar a su audiencia, expresando lo contenta que se sentía de que la acompañaran al cierre de esa gira tan importante para ella. Mencionó que valora mucho a las personas que llegaban de otras ciudades diciendo "Yo sé lo que cuesta comprar el boleto de avión o de camión y además pagar hospedaje” a su publico. Enseguida anunció que el show continuaría con boleros.

Para el cierre de la primer parte de su concierto interpretó canciones aleatorias de sus discos antiguos, cantando “Amor completo” de Vol 1, Chilango Blues (canción que esperamos incluya en su próximo disco) “Pa' donde se fue”, perteneciente a La Tenza y Bonita, canción que no incluyó en ningún disco, pero que ha sido de gran aceptación entre sus fans después de que la tocara por primera vez en vivo en su anterior concierto en el Auditorio Nacional.

Seguido se hizo una pausa para que la chilena pudiera tomarse una pastilla y anunció un momento super acústico a lado de Sebastián Aracena, pero antes preguntó a sus fans a cuanto tiempo de vivir en CDMX ya la podían considerar chilanga, expresando que a 13 años de haber llegado a la ciudad ya come tacos, conoce todos los albures, le entra a las chelas y al mezcal sin perder la oportunidad de compartirnos su primera experiencia comiendo tacos en Coyoacán. Dijo que estos le provocaron una fuerte infección de estomago y que después de aquella vez nunca más se había enfermado con comida mexicana, “Se podría decir que México me hizo más fuerte”, terminó para poder cantar La Trenza.

El cristal, la dedicó a todos los que alguna vez han perdido a un ser querido y aprovechó para dedicar el concierto a Erick, músico que durante gran parte de la gira tocaba el trombón a lado de la chilena. Vendaval, Primaveral y Caderas Blancas también fueron presentadas en este formato acústico.

Para Paisaje Japonés, Mon pidió tocarla al estilo mexicano e invitó a Jalil con su acordeón al escenario, regalándonos una versión diferente de esta canción.

Regresando todos los músicos al escenario, Mon le dio la bienvenida a su primer invitada de la noche, Joy, con quien cantó de una manera impactante Mi Buen Amor, tema que originalmente comparte con Bunbury. La fuerza de las voces de estas grandes mujeres hizo retumbar el Palacio.


Luego se escuchó el conteo para El Mambo y durante la canción los músicos hicieron una pachanga en el escenario. Al finalizar, sin pausa alguna Mon presentó a Guayna y los gritos del publico no se hicieron esperar, pero el puertorriqueño no era la única sorpresa que Plata ta tá aguardaba, por un momento vimos desaparecer del escenario a Mon para volver acompañada de Yalitza Aparicio quien llevaba una cartulina verde con un mensaje que decía: “No es mi color de piel, mi clase social, mi altura o mi preferencia sexual lo que determina quien soy, son mis valores” Y entre gritos y baile pudimos observar los pañuelos verdes en el aire de la zona general. Sin duda uno de los momentos más memorables del cierre de Norma.

La fiesta y el baile siguió con Amárrame, El Beso y No te fumes mi marihuana en la cual Mon explicó que esa es una canción para saltar y que quería ver a todos brincando, pidió tener cuidado en el publico para evitar accidentes y también que retiraran a los niños de las zonas en donde estaban bailando. El público, siguiendo las instrucciones de la interprete, disfrutó del baile de esta canción y de Diablo, en donde Mon dio las gracias y se retiró del escenario, sin embargo, sabíamos que iban a volver y que aún faltaba cerrar con broche de Oro la gira.

Y así fue como con un escenario repleto de mujeres, cantantes, autoras e instrumentistas, Mon regresó con un vestido de gala al escenario.


Aunque gracias a las redes sociales sabíamos que iba a tener ese gran número de mujeres invitadas, no sabíamos que era lo que estaba por suceder: Mon tomó el micrófono y se dijo muy contenta por tener la presencia de tanta mujer talentosa, explicando la iniciativa El Palomar y el proceso de como fue reunirlas para mostrar apoyo hacia el género. Pidió silencio y respeto a su publico y entonces las decenas de mujeres que la acompañaban (entre ellas Marcela Viejo, Arroba Nat, Silvana estrada, Ruido Rosa y más) entonaron Cucurrucucú, transformando ese momento en el más mágico de la gira haciendo resonar el poder femenino.

Cerrando este gran concierto y la gira de Norma, Mon Laferte se despidió con la canción que la lanzó a la fama Tu falta de querer, la cual dejó cantar a su publico hasta la primera parte hasta que hizo una emotiva pausa para agradecerles estar ahí. En las gradas, flashes de color verde, blanco y rojo estremecieron a la cantante pidiendo a sus fans permitirle cantarles la ultima parte de la canción.

Así, Mon Laferte cerró un ciclo más en su carrera dejándonos con ganas de saber que vendrá después; ¿disco nuevo, más colaboraciones, el futuro de la iniciativa del palomar?... en fin. Por ahora solo nos queda esperar y seguir disfrutando de la música y el arte que la artista chilena nos regala.


GALERÍA


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg