Entrevista con Hinds


Hinds es la banda formada en Madrid por Carlotta Cosials (voz y guitarra) y Ana Perrote (voz, guitarra y teclados) junto a Ade Martín (bajo) y Amber Grimbergen (batería), un grupo de chicas que se han mantenido imparables, conquistando España y el mundo. Ahora, este cuarteto está de regreso con The Prettiest Curse, su tercer y nuevo álbum, del que se puede afirmar es su mejor trabajo hasta la fecha: con algunos guiños, como versos en español, guitarras españolas, una dosis de locura y rock and roll; para representar los temas que van desde el aislamiento, traición, hasta el poder y la amistad. Demostrando que el efecto Hinds no es de una temporada, sino que han ido creciendo en cada lanzamiento y llenando de energía nuevas melodías perfectas. A casi una década de la música de Hinds, y aún con muchas nuevas aventuras que compartir; aprovechamos para platicar con Ana Perrote a unos días del lanzamiento de The Prettiest Curse y poder indagar en la historias de banda, el proceso creativo en cuarentena, sus anécdotas y experiencias en nuestro país, y algunos de sus memes favoritos. Hinds es un grupo, no solo de música, también de amigas. ¿Cómo les gusta pasar el tiempo juntas? ¿Qué otros hobbies y gustos comparten?

Ana: Muy buena pregunta. No todas a la vez nos gusta hacer algo específico, como por ejemplo: Carlotta y yo, nos gusta boxear y eso es algo que hacemos juntas; Carlota, Ade y yo, disfrutamos pintar, pero Ade es un poquito más clásica, yo soy más pop y Carlotta es más de estilo cómics; Amber y yo, nos encantan esas cosas de la cara y el skin routine, la ropa y la comida. Cada una tenemos cosas diferentes y en común. Algo que sí nos gusta a todas, son las plantas y las plantas en general.

Leyendo sobre ‘Hinds’ encontré esta frase: too pink to be admired, to punk to be desired, ¿qué significa para ustedes?

Ana: Esa es la historia de nuestra vida, en general. No es que yo lo consideré así, para nada, pero siempre nos hemos encontrado en el punto medio entre que ciertas personas nos han considerado muy guapas, muy jóvenes, atractivas y tal; es decir, que tenemos todo eso y luego, por el hecho de ser mujeres, no se nos da el privilegio de serlo y que también, a la vez seamos capaces de tener ideas, ser interesantes o intelectuales. Era como: “eres demasiado mujer, para ser intelectual”; por el otro lado, tampoco éramos suficientemente guapas, perfectas, sin sudar y sin no sé que, entonces, tampoco éramos tan atractivas. Entonces creo que siempre hemos quedado en el punto medio, que es donde se encuentra la mayoría de las personas reales: porque tenemos esto y también lo otro, como cualquier ser vivo en este planeta. Con esa frase, queríamos resumir esa paradoja de que no hay ningún camino correcto para ser lo correcto: sí llevas una falda te van a joder porque llevas una falda y si llevas un pantalón, te van a joder porque llevas un pantalón. No vas a poder satisfacer a todo el mundo. Como un conjunto de mujeres, haciendo música y conquistando el mundo, aún es difícil no encontrarse con un poco de sexismo. ¿Por qué dirías que es importante el feminismo en la música?

Ana: Sé que el mundo no es justo, no solo en cuanto al feminismo, también en muchas cosas, pero en este tema en particular: el feminismo es la única manera de llegar a la igualdad entre mujeres y hombres, creo que mucha gente está tranquila en una posición de poder y de abuso, y será la lucha feminista la que hará que cambien muchas de esas cosas. En cuanto a la música, es lo mismo, la música es un reflejo de la sociedad y siento que es importante hablar de esto, porque no hay tantas mujeres con voz o con mucha gente escuchándolas, nosotras sí tenemos ese privilegio y sí no contamos nuestra historia, sería mentir porque faltaría esa parte de la realidad. Una de las cosas que más te destroza del patriarcado es que te hace sentir que las cosas te pasan a ti, y a ti sola, te hace creer que el problema eres tú y no la sociedad, ni el mismo patriarcado o que es algo injusto. Te terminas creyendo todo lo que dicen, todas esas críticas, todos los impedimentos que te ponen en el camino y a mí me ayuda mucho, leer libros de otras mujeres, biografías, canciones o leo entrevistas, me doy cuenta que yo también he pasado por eso y puede ayudar a que muchas se den cuenta que el problema no está en ellas, y que ellas lo están haciendo bien porque están siendo ellas mismas.

¡Felicidades por ‘The Prettiest Curse’! Es un álbum increíble, sin duda de los mejores del 2020. ¿Cómo fue para ustedes trabajar y compartir experiencias en este disco?

Ana: ¡Ha sido muy guay! Yo creo que ha sido el disco que más he disfrutado hacer, porque en los discos anteriores siempre íbamos muy presionadas de tiempo y teníamos ese estrés de que teníamos dos meses para componer y luego irnos de gira, esa presión de hacer algo muy bueno en muy poco tiempo ¿sabes? Digo, no es que sea imposible, pero genera mucho estrés. Pues, este año tuvimos el lujo de parar y no hacer giras, concentrarnos solo en componer y eso nos ha dado la oportunidad de probar cosas nuevas, antes era hacer una canción y se iba al disco, ahora pudimos experimentar sin esa presión de si va al disco o no y enfocarnos en pasarla bien. Estoy muy orgullosa del álbum porque no sabía de lo que éramos capaces, por no animarnos a haberlo hecho antes: no sabía que podíamos producir de tal manera, de escribir así, de animarnos a cantar en español y de tocar los teclados diferente. Siento que hemos crecido y avanzado muchísimo más que con otro disco. Ahora, me siento muy capaz. La portada de ‘The Prettiest Curse’ es interesante, esconde algunos simbolismos detrás y la historia del álbum. ¿Qué representan algunos de ellos? ¿Cómo fue pensada esta foto?

Ana: Al principio de todo esto, cuando es la parte teórica de “¡¿qué coño queremos hacer?!”, y hacía donde vamos a ir, también teníamos muy claro que todo lo que es la parte visual acompañará ese cambio: que no fuera solo del sonido y dejar la imagen igual, sino llevarnos todo. Nos apetecía crear por primera vez un imaginario más trascendental a las canciones, que envolviera todo y que cada pequeño detalle, hasta las promos, también lo hicieran. Cuando terminamos el álbum, antes de tener la portada, ya sabíamos que se llamaría The Prettiest Curse y vimos más o menos de lo que hablamos, nos dimos cuenta de las paradojas que había en las canciones y que englobaban esa maldición que es la más bonita, que es así como nos sentimos cuando hacemos nuestro trabajo. Cuando le comentamos a Ouka Leele (quién hizo el art-cover) sobre la maldición más bonita y sobre absolutamente todo, nos dijo que le parecía muy interesante porque antes, hace muchísimos y miles de años, la manera en la que se contaba la sabiduría popular era así, a través de cuentos y fairy tales, que le contabas a los niños y en realidad, tenían una historia muy sombría y muy oscuras, contadas de una manera más bonita y un tanto mágica. A partir de ahí, comenzamos a dejar volar nuestro colectivo imaginario y fue súper guay, porque pudimos tener el tiempo de buscar diez elementos que englobarán cada canción, de escoger los colores de cuando cierras los ojos y escuchas diferentes sonidos. Toda esas locuras, era algo que siempre habíamos querido hacer y estoy contentísima de que por fin hayamos tenido el tiempo de hacerlo.

De tus canciones: ¿Qué canción de Hinds…

Es de la qué más te sientes orgullosa?: Algo que siempre me pasa, es que me gustan las más nuevas y una de las canciones que me encanta, en cuanto a sonido, producción y manera de componer, sería “Good Bad Times”. Desde lo más pequeño a lo más grande, me gusta muchísimo. Recomendarías a alguien con el corazón roto?: Uf, tengo que pensarlo bien y es que quiero dar la buena respuesta, porque depende del tipo del heartbreak. Creo que diría “Riding Solo”, porque cuando ya no te queda nada y es que tiene un poco de rabia, puedes llorar y también puedes sentirte empoderada, eso creo.

Durante todos estos años, encontré que ‘Hinds’ se han vuelto mejores músicos, amigas más unidas y personajes más sólidos, ¿cómo ha sido este proceso y evolución durante los años?

Ana: Tal cual como tú lo dijiste. Cuando más tiempo pasa, nuestra relación se comienza a escribir de una nueva manera: no es amigas, no es compañeras de trabajo, no es hermanas, es una mezcla de todo. Nuestro trabajo es muy especifico y nuestra trayectoria también lo ha sido, por ser mujeres y por ser españolas, hemos vivido muchas cosas y a veces no teníamos a nadie a quien seguirle los pasos, pero nos tenemos una a la otra y una mezcla de gente combinada que también está con nosotras. Creo que todo esto que hemos vivido es inexplicable, por mucho que yo tenga un apoyo de mi familia, de mis amigas, de personas que entiendo y me entienden, lo que hemos vivido juntas es una unión tan fuerte que no sé ni explicar en palabras, se tendría que inventar una nueva palabra. En estos tiempos difíciles y de caos, ¿qué han hecho para sentirse más unidas y tranquilas? ¿Qué esperan hacen cuando todo esto termine?

Ana: Depende un poco, Amber ha necesitado un poco más de espacio y se lo hemos dado, todas somos muy empáticas una con la otra y nos queremos mucho, nos cuidamos y vamos viendo en plan “¿qué necesita cada una en este momento?”. Carlotta y yo hemos seguido hablando todos los días de trabajo y como levantar esto: subiendo vídeos, que podemos hacer, si se puede o no. Así que hemos dejado que cada una lo viva como lo viva porque esto supera cualquier tipo de trabajo y da exactamente igual, incluso el disco, sí lo que necesitas es parar, hemos parado para quién necesite pueda parar. Sobre lo que queremos hacer, pues esta mañana hemos estado ensayando porque queremos hacer una especie de interpretación y grabarnos juntas, porque antes no podíamos estar en la misma habitación por ley, ahora que sí podemos, queremos grabar el disco interpretado de maneras diferentes, enviarlo a diferentes tiendas y hacer un tour en línea o algo así. Tenemos un último videoclip que grabamos en cuarentena; aquí en Madrid queremos hacer una firma en tiendas y vernos en diferentes horarios; en una perspectiva más internacional, queremos hacer un zoom party para que sea más divertido. Es adaptarnos, seguir viendo que puede ayudar a la gente a conectar con nosotras y aunque sea vernos a través de un ordenador.

Entendemos la situación, pero México las entraña muchísimo. ¿Algunas palabras para sus fans por acá?

Ana: Mucho ánimo, que estamos todos juntos en esto y en cuanto podamos iremos a tocar por allá. Que me muero de ganar de ir a México, de verdad es de nuestros sitios favoritos para tocar en todo el mundo y es que es tan genuino, tan amoroso, tan rockero también, o sea, tiene todo lo que nos gusta y nos sentimos muy identificadas con él. Sentimos mucho amor de México, ¿sabes?, de verdad estando tan lejos y después de tantos años que no hemos ido, aún se sienten muy latentes en nuestro corazón.

Conociendo más a Ana de Hinds…

Desayuno que más disfrutas: Ya sé cual es, el pan tumaca. El nombre es catalán y es algo súper fácil, con tomate rallado, aceite de oliva y sal en la mezcla, después pones encima el pan tostado. No tengo palabras para explicar lo bueno que esta y no hay justificación para no hacerlo, es súper sencillo. Tu meme favorito: Me hice una selección de memes, Carlotta y yo nos mandamos muchos. Hay uno que hizo un fan, que es Lisa de los Simpson tomando café y dice “new Hinds music, my ears”. Ese me gusta mucho. Un sueño que tengas constante: Tengo una pesadilla, es horrible. No me pasa a menudo, pero sí una vez al año. Es que sueño que suspendo Selectividad, es el examen de puntuación para poder entrar a la carrera, y por alguna razón lo suspendo, no puedo entrar a mi carrera soñada y de verdad, lo paso fatal.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071