Entrevista con dani


Entre terciopelo y ensueños, dani nos muestra sus más profundos sentimientos, vivencias y miedos. El pop electrónico, con diferentes variantes, nos envuelve en una burbuja de emociones que nos pone a bailar y disfrutar el momento.

Dani desde pequeña estuvo cerca de la música, que fue un motor para que ella empezara a crear. “En mi casa siempre se escuchó mucha música, también en el coche, desde que soy súper pequeña… A medida que fui creciendo, fui descubriendo no sólo lo que escuchaba en casa, también por mis propios medios, internet, discos”. Un impulso para que dani empezara a crear canciones, que al principio fueron en inglés.

“Hace cuatro años inició este proceso, antes de eso me encanta cantar y tocar, pero pensaba que no sabía componer. Hasta que no lo haces la primera vez, hay algo que da mucha impresión sobre componer… Un día, jugando con los acordes en casa, aburrida, compuse mi primera canción, en inglés. Desde ese momento descubrí que me encanta componer y fui experimentando hasta crear mis primeras canciones… Al principio eran en inglés, creo que por el pudor de que en tu idioma todo es más claro, además de que yo escribo de manera muy directa y me costaba mucho en español…” Un proceso que tomó varios años para que dani se sintiera cómoda en su idioma para expresar sus sentimientos más profundos.


Un alma joven que recoge lo mejor de grandes bandas que escuchaba de niña, desde Robert Johnson hasta Oasis, Beach Boys y New Order. “En ningún momento tuve muy claro el sonido que quería conseguir, pero eso también es lo bueno, porque al no tener nada predeterminado, eso me llevó a jugar y experimentar mucho hasta que fueron saliendo canciones muy diferentes entre sí… Cuando tuve la suerte de poder trabajar con Aaron Rux, el productor del disco, todavía le dimos una vuelta a todo, compartí gustos personales con los suyos y la verdad sin ningún tipo de estigma, estaba muy abierta de mente para experimentar e intentar crear un sonido diferente y particular”. veinte, su disco debut, nos muestra una gran paleta de ritmos y sonidos, que a pesar de ser tan diferentes entre sí, podemos distinguir el estilo particular de dani.

“Yo todas las canciones las compongo en casa con la guitarra en acústico y un hilo de voz, al final da muchas vueltas, jugamos con la producción y hacemos diferentes estilos, pero al estar compuestas todas en mi casa, sobre cosas que me pasan a mí, o que me inspiran a la hora de escribir, yo creo que eso hace que tengan mi esencia”. veinte, su álbum debut, son canciones con ritmos diferentes, pero que al final nos cuentan todos esos momentos que pasamos cuando tenemos veinte años.


En cada una de las melodías de este disco, dani deja un pedazo de su alma, una vivencia que marcó su vida, un sentimiento que quiere sacar. “Cuando quiero expresar esas cosas, no lo hago pensando en que la gente lo va a escuchar, porque si lo hago de esta forma, me daría mucha vergüenza. Entonces, me olvido de todo eso, porque al final, todas las canciones de veinte, las compuse sin saber que iba a poder sacar un disco algún día… Lo hago desde el punto de vista de una persona que está en su casa y utiliza la música o una canción para expresar algo”.

Un disco que aborda los miedos y preocupaciones de ser un adulto joven, pero que lo transforma en un buen momento con los ritmos tan alegres y movidos de las canciones. “La verdad es que mis canciones del disco no siguen un hilo conductor de una misma historia, pero cuentan pequeñas historias de vivencias, miedos e inquietudes que fueron apareciendo los últimos años. Representa muy bien lo que en mi caso personal fue dejar la adolescencia y entrar un poco a la vida adulta, eso trae consigo muchas cosas, responsabilidades y preocupaciones que hasta el momento no me había parado ni un minuto a pensar en ellas… Estos pensamientos los fui reflejando en canciones durante este periodo de cuatro años, hasta el año pasado que escribí la última canción del disco”. Un disco que refleja el mundo interior de dani que no sólo tiene oscuros, también tiene claros.


En días de estar en casa, la música ha sido un gran refugio para nuestro corazón y alma. La melodía y letra nos arropan para tener mayor esperanza y fuerza para afrontar lo que viene. “Pensar que hay gente que la está pasando fatal, que llega a casa y está escuchando mis canciones, es una satisfacción muy grande, que a pesar de estar pasando este momento tan duro, poder sacar el disco y que esté recibiendo apoyo, es una satisfacción súper grande”.

dani aprovecha lo que resta del año para componer música nueva al lado de Aaron Rux, siguiendo con la experimentación de sonidos, para lograr algo fresco para que en cuanto haya posibilidad de presentarse en vivo, sorprenda a sus fans con música nueva.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg