Entrevista con SYML

Tras el lanzamiento de su primer LP, SYML nos habla sobre la transición de pasar de una colaboración a un proyecto como solista y cuál es su proceso creativo.


Actualmente, la música mainstream puede dejar a muchos con un hueco emocional, ya que son contados los actos musicales que ofrecen melancolía y una genuina emoción por su arte. Ese vacío puede bien ser llenado por Brian Fennell, quien plasma sus sentimientos en temas que te llevarán a recordar el movimiento indie pop de inicio de siglo.

Tras separarse de la banda Barcelona, Fennell decidió seguir una carrera por su cuenta y bajo el seudónimo SYML (“simple” en galés) ha comenzado a trazar su sendero en el marco del pop indie. A unos días del lanzamiento de su primer álbum de estudio, nos compartió su entusiasmo, el cual describió como “surreal”: “Estoy emocionado de tocar estas canciones en vivo para que la gente se las aprenda y canten conmigo.”

Un álbum sin idea conceptual.

Para SYML, el proceso de grabación fue diferente al de muchos otros artistas, ya que no entró al estudio con la idea de entregar un disco en determinado tiempo; fue más bien creando una serie de temas que finalmente tomaron su propio rumbo y terminaron por ser parte de un concepto. “Dejé a las canciones desarrollarse y crecer en lo que ellas quisieran, como bebés. Las dejé ir a donde quisieran en vez de yo decirles que tenían que ser”. A pesar de que sus melodías se acoplaron, el considera las canciones diferentes, como piezas individuales que son parte de un rompecabezas. Aún así, admite que aunque suenen de forma distinta, su lírica no pierde su esencia: “Me gusta tener una voz como escritor; los sonidos pueden cambiar, la música puede cambiar, pero la forma en la que escribo letras es consistente”.

De una banda a solista.

Dejar Barcelona no fue sencillo, pero afirma haber aprendido a crear música por su cuenta y ahora prefiere estar solo cuando escribe y compone: “El no colaborar con una banda lo hace más rápido, no tienes que escuchar las opiniones de otras personas. Me gusta hacer música solo”.

Una de las grandes diferencias es que ahora debe componer usando todos los instrumentos que se escuchan en sus temas. Si bien contó con algunas colaboraciones para este trabajo, desarrolló su método de composición y dejó atrás el cliché que encasilla a los cantantes a escribir la letra, mientras el resto de la banda crea la música. “Para mí, la música es primero en su mayor parte, después la letra. Tengo dos listas en mi teléfono, una consiste de grabaciones de audio con ideas de música que llegan a mí y la otra contiene letras. Después de hacer la música y veo a donde va mi cerebro con ella y las letras”, explicó el músico originario de Seattle.

Entre sus influencias musicales destacan U2 y Coldplay, lo cual se puede apreciar en sus letras y música nostálgicas. Cuando se le preguntó cómo describiría este álbum, su respuesta fue “pop cinemático triste”.


“The Bird”, representación visual del arte musical y corporal

Este mes de abril SYML estrenó el vídeo para su sencillo “The Bird”, el cual es una exquisita mezcla de música, baile y una excepcional cinematografía. Pero manteniéndose sencillo, le otorga el crédito del video a la directora Hayley Young y su equipo de trabajo, incluyendo bailarinas, editores y coreógrafos.

“(Al conocer a Young) confié en ella de inmediato, para la puesta en escena y el baile. Hice la conexión, pero dejé que la directora y la coreógrafa tomaran la iniciativa de dar forma al video, más allá de proporcionar la música. Fue una experiencia divertida permitirles tomar el control”, afirmó SYML.


SYML se vuelve internacional

El auge del internet ha beneficiado a muchos artistas, y con él no es la excepción. Tras incluir su tema “Where’s my Love” en la popular serie Teen Wolf, su carrera tomó un giro: el tema cuenta con más de 14 millones de reproducciones en YouTube; además, sus diferentes versiones suman más de 170 millones de reproducciones en Spotify.

Además, cuenta con 4.5 millones de oyentes mensuales en esta plataforma de música. Por ello, SYML reconoce y recibe con gusto los servicios de streaming, ya que: “Ayudan a conectar con las personas. Desde estar en una pequeña banda, a hacer giras. En proyectos anteriores no tuve la oportunidad de viajar al extranjero. Según mi experiencia, lo veo como algo positivo”.

Este aumento en su popularidad lo llevará de gira por Norteamérica y Europa en las próximas semanas, presentándose en lugares pequeños como la tienda de música londinense Banquet Records, entre otras, hasta escenarios masivos como el Festival Hurricane en Alemania. Pero este cambio no le aterra, ya que él piensa que su música sigue siendo íntima, sin importar el tamaño del escenario. “Si una persona conecta con la música y canta la letra, existe un momento íntimo entre ella y el artista, aún estando entre miles de personas”.

Escucha a SYML en todas las plataformas digitales


NOVEDADES x VIBRAS