Ed Maverick en el Teatro Metropólitan


El Teatro Metropolitan fue testigo del ascenso de uno de los músicos, que contrario a muchas ideas, funge como uno de los más destacados en la escena musical contemporánea de nuestro país.

Las expectativas se rompieron desde el arribo cuando los asistentes llenamos el aforo, el cual pese a tener una importante trayectoria, es bien sabido que no siempre se presta para ser un escenario fácil de conquistar.

En la tercera llamada, el telón se abrió, aplausos conmocionaron al silencio y la impresión hizo eco en el recinto. Un “Quiiiiieeeeeerooooooo saber” rompió los murmullos y aperturo la noche.

El cuarto simulado de Maverick ambientó el escenario, junto a una orquesta, batería, guitarra y su amigo Diego (Dromedario Mágicos) en el bajo.

Durante la primera pausa, el chihuahense expresó su emoción y nerviosismo, que aunque eran evidentes, mostraron el agradecimiento que tuvo hacia sus fanáticos, amigos y familia que lo acompañaban en ese importante momento.

“Muchas de las canciones las compuse en la sala, en casa de mi mamá y otras en mi cuarto que, es donde más me siento cómodo para componer”.

Tomó aire, y sin caer aún en la idea de lo que estaba pasando, los acordes de “Tierrita mojada”, acompañados de los foros de los asistentes que solo paraban para la continuación de los agradecimientos de Maverick, sonaron en el recinto.

“Del Río” y “Wru” fueron la dupla al sentimiento que emanó de cada asiento. Hasta este punto, lo sorprendente fue que recién comenzaba la noche y durante todo el concierto, la atmósfera melancólica nos atrapó de inmediato.

Ed bromeó en todo momento con el público y expresó que se sentía en “Una pinche pedota masiva”, acto que dio paso “A mis amigos”, single lanzado este año y que se fundió entre abrazos y brazos en el aire.

La noche continuó con “Siempreestoypati” que estrenó videoclip esta semana y emula el sentimiento de cariño más sincero de un enamorado.


De momento, Ed recordó la planeación del show y oportunamente rasgó las cuerdas de su guitarra para coverear “Vete ya", tema del finado Valentín Elizalde y que a la fecha, es himno de aflicción para muchos.

Con “Fuentes de Ortiz”, uno de los temas principales y la segunda composición de Maverick , al unísono de “Que me hiciste que de mi cabeza no sales y no lo digo por mamon”, todo el lugar se rindió ante el cantautor.

Para el octavo tema, Maverick pidió a Dromedarios que lo acompañara para interpretar “De mí”. Una canción colaborativa con las palabras de ambos y dedicada a sus padres, el proceso de dejar la escuela para dedicarse a la música y lo que conlleva vivir ahora en México.

“Transiciones” fue el siguiente tema y con un “Yo me necesito ir” al final de la misma, el músico compartió con nosotros un poco de ese sentimiento de soledad. Cabe destacar que este momento fue uno de los más íntimos con Ed, quien realmente conmovió a las lágrimas a su auditorio con este verso.

El que avisa no es traidor y Maverick cumplió con aprovechar cada oportunidad para agradecer al público. Antes de continuar, mencionó que su vía de expresión son las canciones que escribe y que, de ese modo, se expresa mejor, ya que realmente se considera una persona introvertida.

Cuando mencionó que “La siguiente canción se llama Lo que pienso”... todos supimos que la noche casi terminaba, pero quisimos más, y “Acurrucar” con un sonido folk siguió a “Ropa de bazar” para llegar a la sorpresa final con Bratty, tema interpretado a dueto y perteneciente a su último E.P.

Como penúltimo regalo, Ed nos dio “Nadie va a pensar en ti como yo”, una canción que nunca fue lanzada oficialmente, pero llevaba mucho tiempo guardada.

Ed Maverick maravilló a sus fans y acompañantes. Concretó su show con una poderosa unión de cada uno de los instrumentos sobre el escenario: la tuba, la guitarra eléctrica y acústica, el acordeón, el bajo y la orquesta con luces y visuales en “Karpe Diem”.

Nos mostró el trabajo de todo un equipo y durante todo el show estuvo pendiente de su público, quienes por supuesto disfrutamos la convivencia.

“Nunca es tarde para tener un sueño”, dijo Ed Maverick cuando se despidió, agradeció y colmó de emoción a todos los participantes, que extasiados, salimos a contar nuestra experiencia para no olvidarla.

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg