Catfish and the Bottlemen en El Plaza Condesa


Catfish and the Bottlemen @ El Plaza Condesa

Fue una larga espera para que finalmente este proyecto galés se presentará en la Ciudad de México, con tres álbumes bajo el brazo, convirtiéndose en una de las grandes promesas musicales alrededor del mundo y causando intriga con la esperanza de verlos en algún festival del país, solo elevaron las expectativas para ver Catfish and The Bottlemen y en su primer visita se apropiaron del Plaza Condesa casi sin esfuerzo, alimentándose de la energía del público, entre gritos de euforia y potentes guitarras que convirtieron una noche de martes en una gran explosión.

Sin necesidad de una banda que abriera, las luces se difuminaban hasta terminar en completa oscuridad mientras aún se escuchaba “Ain't That a Kick in the Head” de Dean Martin para no tranquilizar los nervios y dejar los ojos fijos en el escenario; la multitud enloquece y la banda se encuentra en el escenario y “Longshot” fue la canción encargada de abrir de la noche, manteniendo ese ritmo imparable “Kathleen” y “Soundcheck” se convirtieron en una realidad más alborotada. Dejando escapar un par de notas, la gente ya anticipaba los gritos y con una mención especial. “Pacifier” fue un remolino exuberante, al igual que “Twice” y “Fallout” fueron montañas rusas que jugaban con los decibeles.

Catfish and the Bottlemen @ El Plaza Condesa

Van McCann se transforma por completo en el escenario, con un total conocimiento de su guitarra y dominio del escenario es suficiente para dejar escapar un par de suspiros y dejar a la multitud con ganas de más, nos tenía en la palma de su mano y de vez en cuando nos pedía que cantáramos versos completos, el público no decepcionó y en completa felicidad respondía, es una experiencia irreal. Todo el ambiente fue fantástico, los fans fueron dignos de admirar, complementaron a que fuera un concierto inolvidable, empacando toda su energía para regalarla entre saltos y soltar las palabras al unísono.

Con un setlist diseñado para convertir la intensidad en una dinámica llena de intensidad, entre un blanco y negro que dejaba escapar luces azules y combinaciones de color, la banda encontró la manera de mantener la línea de locura y entusiasmo integrando canciones de cada uno de sus álbumes: de The Balcony, “Business” tuvo una aparición electrizante que no perdía la esencia acústica de la canción original; “Anything” y “Outside” eran clásicos de The Ride que no podían faltar; para finamente bombardearnos con rolitas de su nuevo material, “Conversation”, “Fluctuate” y “2all” fueron las pequeñas dosis de fuego puro.

Catfish and the Bottlemen @ El Plaza Condesa

Alimentándonos de una energía inquebrantable “7” y “Cocoon” fueron las favoritas del público, raspando la pista con brincos o la garganta al cantar a todo pulmón y es que Catfish and The Bottlemen no da la oportunidad de descansar, ni era necesario con esa inyección de adrenalina con cada canción, la intensidad estaba más allá del límite. “Tyrants” fue el punto culminante de la noche y sin duda cerraron de una manera sorprendente, sin un encoré de por medio y agradeciendo al público por una velada eufórica.

Fue el dinamismo de McCann, los potentes solos de guitarra de Bond, la batería explosiva de Bob Hall y las entretenidas líneas de bajo de Benji, que funcionan perfecto para dar una actuación vibrante, que superaba expectativas. Con un par de banderas mexicanas descansando en el escenario, una posible depresión post-concierto y momentos de realización sobre si lo que acaba de suceder fue real, solo nos dejan cruzando los dedos para que esta vez, la espera de su regreso no sea tan larga y podamos disfrutar de más Catfish and The Bottlemen en nuestras vidas.

Catfish and the Bottlemen @ El Plaza Condesa

NOVEDADES x VIBRAS