Aurora en El Plaza Condesa

Fotos x Carlos Oliva

En las últimas semanas varios amigos me habían comentado sobre la música de Aurora y su emoción por la primer visita a nuestro país. Para mi era algo totalmente nuevo, nunca había escuchado sobre ella, pero mi curiosidad de saber ¿por que a mis amigos les emociona? me orilló a buscarla por internet.

“Runaway” fue la primer canción que apareció en mi búsqueda, ha ser sinceros no es el tipo de música que consumo en mi día a día, pero sonaba demasiado bien y me hizo pensar ¿en vivo será aun mejor?. Así fue como logré asistir a su concierto en El Plaza Condesa para quitarme la duda y vivir una experiencia sonora completamente nueva. Lo que mas me impresionó es que la cantante noruega tiene un público bastante fiel y fuerte en México, y que al ser su primer concierto en nuestra tierras haya logrado un rotundo sold out, además el ser muy joven y contar con dos discos; All My Demons Greeting Me as a Friend (2016) & Infections Of A Different Kind – Step 1 (2018), los cuales ha logrado escucharse hasta el otro lado del mundo. En fin, vayamos a lo ocurrido. Al rededor de las 9 de la noche el público comenzó a desplazarse lo mas al frente posible del escenario para tener una mejor vista y disfrutar al máximo del concierto, posteriormente Aurora salió al escenario con una energía fenomenal que inundó de inmediato a todo el público presente en el Plaza Condesa. Siendo “Churchyard” la primer canción de la noche, con la cual, la mayoría de los asistentes alzaron sus celulares y gritaron al unísono cada estrofa. Seguido escuchamos la poderosa y quizás, una de las canciones mas representativas de los fans, “Warrior”, donde nuevamente el público tomó aire para cantar a todo pulmón ‘warrior, warrior, I am a warrior of love' . Al finalizar la canción Aurora nos pidió que nos cuidáramos unos a otros, pues los empujones eran evidentes y para romper la tensión dijo “please don’t die today”, momento después interpretó “Home”.

La emoción y felicidad de la cantante noruega era reflejada en su rostro, la noche continuó con; “All Is Soft Inside” canción que sacudió al Plaza Condesa con la sorprendente energía de Aurora y el solo de batería que nos incito a brincar desenfrenadamente en nuestro lugar y remató con “Soft Universe”, donde las luces parpadeantes nos llenaron de ilusionismo y hacían juego con tremenda melodía. Después pasamos a un momento intimo de la noche cuando sonó de manera acústica “Murder Song (5,4,3,2,1)” en compañía de Silja Sol y el guitarrista, logrando cautivarnos y erizarnos la piel con su dulce voz. Luego escuchamos “Runaway”, “In Bottles” canción en la que colabora con Kölsch y “The Seed” con su gran mensaje de cuidar la naturaleza. El escenario era llamativo, pues estaba decorado por medusas gigantes que iluminaban y hacían juego con el resto de las luces que canción tras canción complementaban el show. Apenas llegábamos a la mitad de la noche cuando sonó “It Happened Quiet” seguida de la eufórica “Animal”, la cual nos hizo bailar aun más y rematamos con la sensual y autentica “The River”. Después pasamos al momento tierno y romántico de la noche al escuchar “I Went Too Far”, la tierna “Forgotten Love”, donde el público se notó mas entregado y canto a todo furor, los celulares se hacían cada vez mas presente para inmortalizar el momento en un vídeo. Aurora se mostraba feliz y realmente agradecida con todos, tanto que comentó en español “Te amo, muchas gracias”. Posteriormente entramos en un mood intimo con “Infections Of A Different Kind”, donde resaltó el talento nato de su voz. Sin duda el show de Aurora fue mas sorprendente de lo que esperaba, descubrí una talentosa artista que esta logrando muchísimo en tan temprana edad y que seguramente llegará mas lejos. Esta noche se convirtió en algo mágico y lamentablemente llegó a su fin de forma espectacular con “Queendom”, donde nos deja un increíble mensaje sobre luchar hasta el final por lo que te propongas en esta vida.


GALERÍA


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071