Portada: ‘The Freewheelin' Bob Dylan’ de Bob Dylan


Cuando hablamos de aquellas imágenes que los artistas utilizan en sus materiales discográficos, encontramos una serie de historias sobre la producción detrás de la fotografía o el diseño que cubre un disco, pero pocas veces hallamos momentos improvisados.

Por ello, el día de hoy hablaremos de una de las portadas más románticas y reales que nos ha regalado el músico ganador del premio Nobel de literatura: Bob Dylan

The Freewheelin' Bob Dylan es el segundo álbum de estudio del músico estadounidense publicado en el año 1963. La imagen de este disco se convierte en un cambio icónico, ya que en los años sesenta se estaba acostumbrado a escenarios ficticios, pero esta imagen era diferente, contaba con espontaneidad y la sensibilidad adecuada para llegar al corazón del público.

En este material, de género country, Bob Dylan logró llegar a un punto todavía más alto del que había alcanzado, ya que aunque en su trabajo anterior había trabajado con un poco más de covers, ahora contaba más historias propias y trataba temas sociales con un toque de ironía y poesía.

Canciones emblemáticas como “Blowin' in the Wind” y “A Hard Rain's A-Gonna Fall” llegan en The Freewheelin' para hacer conciencia comenzando con la participación de Suze Rotolon en la vida de Zimmerman.


Un poco de contexto

Ella era una joven de origen Italiano que mantuvo una relación con el cantante en 1961. Fue llamada una de las musas más destacadas de Dylan, ya que la influencia que tuvo sobre él a principios de la década, fue bastante amplia.

Era hija de padres comunistas, una lectora comprometida con la política y la literatura, también miembro de organizaciones que luchaban por los derechos civiles y en fin, junto al desarrollo pacifista de aquellos años, Rotolo cambió el panorama de Bob.

La icónica fotografía

En la imagen de este disco se puede ver a la pareja caminando por las calles de Nueva York, específicamente en la esquina de Jones Street y West 4th Street en Greenwich Village. Allí, los novios había regresado de Italia y fueron captados por Don Hunstein a tan solo unos metros del departamento donde vivían.

Visten ropa de invierno, por lo que Rotolo declaró que el clima en esas fechas era bastante frío. Dylan aparece con una chaqueta y ella usa botas, una gabardina y lo que parecen ser más capas de ropa por debajo. Para Dylan la imagen lo era todo, pero para Suze la comodidad era prioritaria.

En una entrevista ella comentó que cada que ve esas fotos se siente bastante pasada de peso, pero que sin duda alguna era por el exceso de ropa.


El proceso de la imagen

A la pareja se le pidió simplemente caminar con naturalidad, olvidar la cámara y actuar como si estuvieran tomando un paseo.

Al realizarse estas fotografías, no se sabía con claridad que terminarían siendo la portada de un disco tan importante, pero la naturalidad, romance y felicidad que se aprecian en el resultado fueron elementos imposibles de ignorar. Las expresiones de frío y complicidad son incomparables.

En toda la sesión se puede notar a una pareja feliz, enamorada y disfrutando de un tranquilo paseo por las calles de la ciudad de ensueño.

Con la sencillez de esta imagen entendemos que no siempre lo más planeado o elaborado será lo que más transmita la verdadera sensación del momento ni lo que logre cambiar la historia.

Esta es probablemente una manera de identificar rápidamente un disco de Dylan, aún sin saber el título, y por si se lo preguntan, la pareja no duró mucho tiempo, pero el sentimiento logró algo muy hermoso de lo que ahora todos somos testigos.

Espero hayan disfrutado la historia de esta portada y nos leemos la siguiente semana.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071