Entrevista con Pillow Queens


Foto: Faolán Carey | @faolancares

Pillow Queens llegó bastante fuerte con su EP Calm Girls en 2017, adentrándonos más en cultura y sonidos irlandeses. Ahora su álbum debut, In Waiting, es algo que no se puede imitar ni fingir. La banda expone el significado del título con una breve nota en su sitio web: “No están dispuestos a esperar a que regresen los amores perdidos, a que el capitalismo colapse, a que llegue la revolución empática”. En los últimos tres años, volviéndose más fuertes en su composición y agregando más elementos, In Waiting nos lleva por 10 canciones de rock que se unen como una sola pieza, creando un fuego más concreto y con mucha más confianza.


En Vibras hablamos con Pam Connolly, quien nos contó sobre las expectativas de la banda en sus inicios, la evolución y madurez musical que han desarrollado y como plasman sus experiencias de la mejor forma que encuentran.

Llevan unos años activas y en ese tiempo han hecho cosas increíbles, pero antes de hablar sobre eso, ¿Nos puedes contar como se formó la banda?

Pam: Bueno, a veces le decimos a la gente una mentira sobre eso porque siempre quieren algo como, “oh, ¿es una historia realmente interesante?” Que nunca es así para ser realistas. Nosotras contamos que nos conocimos mientras jugábamos baloncesto, que tiene un ligero toque de verdad, pero es que la mayoría de la banda ya se conocía de una forma u otra. Había conocido a Cathy, Rachel y Sarah por separado, cuando Sarah y yo estábamos discutiendo sobre la posibilidad de volver a hacer música, los nombres de ellas aparecieron cuando decíamos con quién podríamos hacer una banda, así que no éramos necesariamente como un grupo de amigas, pero ciertamente lo somos ahora, pero como sabes, es una escena pequeña y probablemente nos hubiéramos conocido, pero no todas éramos muy unidas. Y ese es el tipo de historia sin complicaciones de cómo comenzamos a crear un vínculo. Esa es la verdadera historia. Sí, historia real. Hay un poco de baloncesto ahí.

Después de lanzar Calm Girls, su primer EP. ¿Les paso por la cabeza lo que iba a suceder en los años siguientes?

Pam: Creo que la persona de la banda que tenía la idea de que iba a ser mucho más grande de lo que cualquiera de nosotras había pensado era Sarah, porque antes de que lanzáramos nuestro primer EP, ella ya estaba diciendo que íbamos a tocar en uno de los festivales más grandes en Dublín o en Irlanda, lo cual terminó siendo real. En ese momento definitivamente no podíamos ver ese fuego, pero fue muy pronto después de que lanzáramos el primer EP, todo empezó a pasar muy rápido. Y así se sintió como si algo se estuviera construyendo. Así que supongo que ese fue el caso.


Escuchando su música es muy difícil el poder decir que estilo tienen, mezclan varios géneros y se sale del molde tradicional del indie rock, ¿Cómo lo describirías tu?

Pam: Es un poco difícil cuando la gente pregunta eso, parece que estamos como, bueno, no somos una banda que suene de forma inusual. Yo no lo creo. Y encajamos bastante bien en algo parecido al género musical que la gente dice, pero creo que es cierto que tenemos muchas influencias de otros lugares. La gente nos describiría como Punk, lo que no es necesariamente cierto. Sí, creo que estamos bastante influenciadas por la música tradicional irlandesa. Pero creo que, si escuchas, puedes darte cuenta. Personalmente, creo que ese es el caso y, sí, quiero decir, nos describimos a nosotras mismas como indie rock, pero sabemos que hay complejidades en eso como con cualquier otra banda de ese género.


¿Cómo has percibido esta evolución entre su álbum debut In Waiting y su EP Calm Girls?

Pam: Creo que es una gran diferencia. Creo que puedes decir que seguimos siendo la misma banda y puedes ver que hubo un crecimiento allí. Trabajamos más con el productor Peter Ashmore en eso y le dijimos que queríamos sonar mucho mejor, no tan pulidas como lo que sabemos de lo que eres capaz, queríamos sonar como, Rough and Ready porque eso es lo que somos en este momento. Así que creo que con esas grabaciones Peter dijo, “está bien, me aseguraré de que suenen como lo que son”. Probablemente hizo un sonido un poco mejor de lo que pensábamos que sonábamos en ese momento porque apenas nos habíamos comprometido en serio con hacer música. Creo que puedo ver y sentir los cambios que han sucedido desde entonces, en In Waiting no es como si fuera una bestia completamente diferente, pero es mucho más. Allí hay más espacio. Hay más, hay más espacio para maniobrar y creo que maduramos mucho en nuestra composición.



In Waiting salió hace unos días, ¿Cómo ha sido para ustedes lanzar su álbum debut en plena pandemia?

Pam: Ciertamente ha sido extraño y hacer las entrevistas en Zoom es nuestra única forma de hacer las cosas ahorita, pero me alegro de que pudiéramos hacerlo. Es algo que nos preocupaba desde el principio, era una consideración de “oye, tal vez podamos retrasarlo”, pero creo que fue una conversación muy corta y me alegro de que no lo hicimos. Porque surgen las preguntas como “¿En serio lo estás retrasando?, ¿Hasta cuándo lo retrasaras?” Creo que fue probablemente la mejor decisión lanzarlo ahora y, habiendo visto la reacción, a pesar de que estábamos haciendo todo esto con un presupuesto reducido y no teníamos todos los apoyos que tal vez una banda de las que están firmadas por una disquera habría tenido, creo que la reacción que obtuvimos me gusta, no pude dimensionar eso al principio, especialmente de los fanáticos que hemos conseguido a lo largo de los años. Sabes, el amor que obtuvimos por el disco es que fue mi propia mente alucinante y mi capacidad para hacer un buen disco. La reacción fue como un tsunami de retroalimentación positiva.


Hay un texto increíble en su sitio web acerca de este disco, y tienes razón, llevamos mucho tiempo esperando a que las cosas sucedan, ¿Crees que cada vez es más notorio este cansancio colectivo por estar esperando?

Pam: Sí, quiero decir, estábamos pensando en el tema del álbum durante mucho tiempo y solo teníamos que juntar todas las canciones y encontrar el tema que las atraviesa, porque una vez que descubrimos el tema no se nos había ocurrió antes de que todo esto sucediera, como el confinamiento y esas cosas. Entonces es medio absurdo. De alguna manera el disco se llama así porque siento que vamos a estar esperando mucho tiempo. Pero sí, creo que es un gran escrito, le dimos todas las cosas que pensamos que encarnaba el álbum, todos los temas y ella escribió ese hermoso texto para acompañar el álbum.


En su disco no se esconde nada, durante las 10 canciones nos quedamos atrapados en una sensación completa de catarsis, ¿Cómo fue el proceso de composición?

Pam: Muchas de las canciones fueron planeadas mientras estábamos grabando. Así que fue un esfuerzo esporádico en términos de grabación. Nos tomamos mucho tiempo durante el año pasado para grabar. Me gustaría un trozo de canciones aquí, un trozo de canciones allá. Así que intentamos sacar tantas canciones como fuera posible, teníamos canciones que hemos estado tocando durante años y sabíamos exactamente cómo queríamos que fueran y luego también teníamos canciones que pensamos que ya no tenían mucho que ofrecer. Así que sabíamos lo que queríamos, y luego dejamos algunas para el final. “Holy Show” es una canción que hemos tenido desde, quizás, el comienzo de la banda y ha pasado por muchos cambios. Y antes de grabar y mientras estábamos grabando estábamos bastante seguras de que iba a estar en el álbum y porque sentíamos que no la habíamos descubierto bien todavía, pero definitivamente podía ver que necesitaba trabajarla y no sabíamos en qué dirección iba y fue más cosa de nuestro productor Tommy McLaughlin, quien nos guio a través de eso, fue capaz de darnos un nuevo par de oídos cuando se trataba de escucharlo y luego canciones como “Donaghmede”, que nunca había tenido la oportunidad de escuchar a detalle. Y así fue como sucedió, teníamos muchos métodos mientras estábamos en el estudio, donde íbamos con bastante certeza de cómo iban a ser algunas canciones y luego otras canciones se estaban construyendo mientras estábamos allí.


Pillow Queens encuentra que ser queer es algo que se ve en su música de una manera mucho más matizada. ¿Cómo plasman esta identidad y experiencias por las que han pasado en este disco?

Pam: Pues como dices, es cuando escribimos lo mejor sobre nuestras experiencias, nuestras experiencias queer. Es tan difícil no hablar de eso, tratar de no tener referencias similares o identidades queer en nuestras canciones, pero pase lo que pase estarán ahí porque son una parte de nuestras vidas, se filtra en cada palabra que decimos y en cada experiencia que tenemos, así que no creo que sea algo que debamos esforzarnos demasiado en hacer, porque creo que si escribimos una canción de amor, será una canción de amor queer, si estamos escribiendo acerca de nuestras experiencias y en la vida, y la identidad religiosa, siempre va a filtrarse de alguna manera, incluso si intentáramos que no se filtrara de todos modos lo haría.



¿Qué momento en la historia de la humanidad te hubiera gustado musicalizar

Pam: Probablemente los 90’s, pero tal vez como el tipo de esa época entre finales de los 90 y el tipo de Riot grrrl. Sí, creo que eso estaba pasando, así que hubiera sido genial. Pero yo era una niña pequeña en ese momento. Y luego no sé, me encanta la música de los 50’s, la adoro, así que sería los 90’s o los 50’s y hubiera estado bueno ser parte de un grupo doo-wop o algo así.


Si su música fuera un animal, ¿Cuál seria y por qué?

Pam: Sería un perro, porque el resto de las chicas me matarían por no decir que es un perro. Simplemente quieren mucho el amor de otras personas. Como nosotros.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg