especiales 

THE HORRORS

 LIBERACIÓN MEDIANTE LA AGRESIÓN EN PIELES RETORCIDAS 

The Horrors - Twisted Skin 3-42 screenshot (1)_edited.jpg

Por: Misael Hiram

Hace casi 15 años un asteroide bioluminiscente que emanaba colores morados y verdes cayó a la tierra y de este salieron los enigmáticos seres que conforman a The Horrors. Un quinteto que se instaló en Inglaterra y que, creando sus propios instrumentos y enfrascados en una atmósfera de oscuridad e intensidad, comenzaron a ser una aplastante banda que se volvió el referente de toda una generación gracias a su inquietante estética, sus letras sobre abrir los ojos y su mezcla de sonidos techno con guitarrazos a la escuela del shoegaze.

Ahora, después de haber conquistado al mundo con 6 álbumes, The Horrors nos presenta su faceta más violenta, atascada y energética. Con temas dignos de fiestas clandestinas en catacumbas europeas y un particular sentido de liberación a través de la agresión, se alzan como una nueva banda que renace de entre las cenizas de un mundo pandémico y mucho más despreocupado, que irónicamente, pensando en sonidos futuristas, no presta mucha atención a los años por venir.

En Vibras pudimos hablar con Faris Badwan, líder y voz de The Horrors, en su muy despreocupado estilo, sobre esta nueva faceta de la banda y como las críticas no son algo muy importante para él.

HORRORS_PRESS_4 - credits Till Janz.png

“I live from day to day to day
Twist to the left and the right”

The Horrors - Twisted Skin 3-49 screenshot_edited.jpg

‘Against The Blade’ llega justo después de ‘Lust’, un descenso hacia el caos y que, de hecho, ya se podía presentir desde ‘V’. ¿Cómo ha sido adentrarse en todos estos nuevos sonidos en este par de EP’s?  
F:
Cuando empezamos a escribir los EP’s fue antes de que el COVID empezara, disfrutamos mucho tocar canciones con un poco más de agresión, así que cuando arrancamos el proceso pensamos en ser más violentos, más poderosos y que se sintiera como el ambiente de los conciertos en vivo, conectar en ese sentido. Sin embargo, en ese entonces no sabíamos que íbamos a estar alejados dos años de los escenarios, pero además de explorar estos elementos más rudos pudimos ir más allá con la atmósfera de los EP’s.

Hablando sobre Lust, su creación los impulsó a ir todavía más allá, rosar en los extremos de lo que hacen y ‘Against The Blade’ claramente llega hasta otro nivel, sobre todo con la canción final que fácilmente podría ambientar una fiesta under clandestina. ¿Llegaron hasta donde quisieron o en algún momento creyeron que algo era too much?
F:
No, por fortuna nunca sentimos que fuera algo en exceso, para mí “Twisted Skin” es mi canción favorita de todas las que hicimos. Algunos estamos muy interesados en la música techno y heavy y otros en los clásicos guitarrazos, así que quisimos explorar todas estas cosas juntos, aunque Tom no estuvo con nosotros trabajando ahora este material, así que fue algo distinto empezando por ahí. Fue una oportunidad para explorar las cosas porque, después de estar 16 años tocando en una banda, lo que más disfrutamos de esto es ir por nuevos caminos y hacer que la música sea divertida para nosotros, encontrar algo nuevo y avanzar hasta donde se pueda con ello.

Tú describes ‘Against The Blade’ como la extraña libertad que se encuentra en abandonar toda esperanza, y siento que hace lógica, despreocuparte de todo y solo dejarte llevar por la ola del caos sería una buena forma de ya no pensar en nada.
F:
En realidad es más como dejarte llevar por las cosas y no pensarlo tanto, en las letras se habla mucho sobre no estar en control de a dónde vas y las cosas que haces, es algo sobre tener libertad.

HORRORS_PRESS_2 - credit Till Janz.jpg

“I know the scales are weighted inside this gleaming vault
Why say a prayer when there's just nothing at all?”

The Horrors - Twisted Skin 1-36 screenshot_edited.jpg
HORRORS_PRESS_5 - credit Till Janz.jpg

Con este álbum, ¿The Horrors es una nueva banda que ha renacido dentro del apocalipsis pandémico?
F:
Siempre he batallado con describir nuestra música porque siento que no importa tanto lo que yo crea, o como lo describa. Siento que la parte agresiva es muy importante porque la agresión es un alivio y una liberación. Hace poco que pudimos volver a tocar lo sentí como una explosión de energía tremenda, ya que la música se trata de soltar energías negativas. Y, hablando sobre tocar, ya tenemos a México contemplado para una fecha, así que esperamos tocar por ahí en 2022.

Con ‘Against The Blade’ volvieron al DIY, siento que la creación de sonidos industriales y atascados va de la mano con la creación de música en estudios caseros, le da otro toque. ¿tú qué opinas?, ¿el DIY se presta mucho más para esto?
F:
Creo que si haces techno el proceso común de la gente que lo hace es justo ese, trabajar en estudios caseros, eso hace sentido. Pero en este caso, estando todos separados por la pandemia, fue una sorpresa no estar metidos en el mismo espacio. Por lo usual, cuando escribimos canciones que son más rudas, estamos todos al mismo tiempo en una misma habitación, así que éste fue todo un reto porque creamos las canciones más pesadas que tenemos hasta la fecha estando separados a kilómetros de distancia, en ese sentido fue distinto. Respecto al sonido sí, creo que el DIY quedaba muy bien en esta ocasión, no era necesario tener un gran estudio así que hizo sentido grabarlo así.

Desde su revelación ante el mundo hace casi 15 años se consagraron como una de las bandas de la escena indie, garage, shoegaze más importantes de la industria. ¿Es complicado lidiar con esa sombra? Claramente ya no son los The Horrors con los que el mundo los conoció, hablando sónicamente
F:
No, creo que está bien. A mí realmente no me importa la manera en la que la gente pueda representarnos. Al final, si exploramos nuevos sonidos y la gente los escucha, no me importa donde la encapsulen. Cuando miras atrás en el tiempo, y lo que has hecho, nada de eso importa realmente en el presente. Siento que la música se define por sí sola conforme pasa el tiempo, así que no importa lo que la gente pueda decir o no decir sobre ella.

“I took a deep breath and I kept my mouth shut"

The Horrors - Twisted Skin 3-49 screenshot_edited.jpg

Desde ‘V’ ya se cuestionaban el como sonarán las bandas del futuro, y a 4 años de ese disco, ¿cómo sientes la evolución de The Horrors?, ¿ya están en ese sonido futurista que se imaginaban?
F:
Si escuchas nuestros primeros discos, y luego escuchas estos EP’s, se tratan de una reinvención, ya que en esencia son muy similares pero estos tienen una mejora de esos sonidos y una atmósfera distinta. No soy mucho de ver tanto hacia el futuro, ya que personalmente suelo reaccionar a lo que está ocurriendo en el momento, no planeo tanto hacia los años por venir.

Desde siempre han sacado el máximo provecho a sus instrumentos, incluso han creado u modificado algunos para llegar a cierto sonido. ¿En este EP tuvieron esta faceta de científicos locos?
F:
Josh siempre está construyendo cosas, programa muchas cosas también y está muy metido en ese mundo. Para mí, lo más importante lejos de pensar en tener el equipo más sofisticado o lo que sea, es el trabajar con limitaciones y tratar de hacer música con lo que tienes a la mano pero es porque yo soy muy reactivo a las cosas. Me siento más creativo cuando estoy atado. Por ejemplo, si solo tengo que escribir una canción con cuatro acordes, y todas las palabras solo tienen una sílaba y no puedo usar ciertas palabras o algo así, el introducir a propósito estas reglas, y al yo forzarme a no romperlas, hacen que me vuelva más creativo.

Y, con esta serie de EP’s, que tienen sonidos más violentos, podría no ser una verdadera sorpresa para sus fanáticos de antaño, ya que de cierta forma la oscuridad siempre los ha rodeado. ¿Ya son uno con ella?
F:
Siento que es verdadero el que la gente que lleva siguiéndonos la pista desde hace mucho tiempo no se haya sorprendido con este sonido pero hablando sobre ‘V’, en particular sobre la canción “Machine”, no hay muchos elementos de rock industrial en ella, así que esto es como subir otro escalón. Aunque la gente que nos ha visto en vivo sabe de la intensidad que nos rodea, así que lejos de llamarla oscuridad, yo la llamaría intensidad porque ese es el tipo de música que disfruto. Me gustan las cosas extremas en cierta forma, que sea eufórico o pesado, violento o agresivo, me gusta la música que me hace sentir algo, no me importa que sea pero me tiene que hacer sentir, no tiene caso la música que olvidas a los 5 minutos.

THE HORRORS_PRESS_1 - Main Press Shot - credit Till Janz.jpg