Entrevista con Clap Your Hands Say Yeah


Clap Your Hands Say Yeah tiene música nueva y este año nos regala un disco que va hacia aquellas temáticas que tanto nos marcaron en aquel 2005 cuando hicieron su debut. Entre la política, los conflictos sociales y los distintos movimientos de protesta, ‘New Fragility’ llega para exponernos otra cara de lo vulnerable, lo real.


En un contexto donde hay que soltar todo lo que nos rodea para poder percatarnos de las mil revoluciones que acontecen en todos los espacios públicos, la unión, la esperanza, y la fraternidad nos hacen un llamado y piden que cantemos al unísono lo que habita en el fondo de nuestras mentes y eso lo entendió Alec Ounsworth muy bien.


El aclamado músico, compositor y vocalista de CYHSY nos brindó la oportunidad de conocerlo en una perspectiva que fue más allá de lo que se ve en un escenario y de lo que se puede hallar en sus cientos de entrevistas que residen en internet, pues en nuestra empática, divertida y armoniosa charla también descubrimos su fragilidad humana y la nuestra.


Ya que las casualidades no existen y que la llegada de este nuevo material no pudo darse en un mejor momento, te recomendamos ignorar las turbulencias y hundirte en el retrato que ‘New Fragility’ hace de nosotros mismos mientras te conectas con nosotros para explorar otros emocionantes mundos... Que lo disfrutes.


“I wanna be the one who got to know you when you gave it all away...”


La última vez que hablaste de temas políticos y sociales en tu música fue en 2005, ¿por qué recuperar estas ideas para ‘New Fragility’ y en este momento de tu carrera?

Alec: Porque fue inevitable. Durante los últimos cuatro años la gente ha estado bajo mucha presión y sobre todo aquí, en Estados Unidos. Eso es gracias al sistema político estadounidense y es algo que ha estado siempre en mi mente. Lo leo todos los días en las noticias, me entero de la situación, de cómo van las cosas e incluso llegué a pensar que el panorama solo empeoraba más y más de lo que lo había hecho en los últimos dos años... Fue muy decepcionante para mí vivir todas estas situaciones, vivirlo aquí, ¡fue hasta vergonzoso! (risas)... Quiero decir, no tuve otra elección más que hacer algo y aunque mi intensión nunca fue escribir específicamente sobre los tiroteos que hubo en California, por ejemplo, eso fue algo que surgió y quedó plasmado en una de las canciones en las que estaba trabajando... Este deseo de querer un cambio en los Estados Unidos siempre está en mi mente, es inevitable.


¿Por qué llamar al disco ‘New Fragility’?

Alec: Porque siento que la gente tiene miedo de sentirse vulnerable y ahora está siendo forzada a abrazar un futuro incierto. Esa fragilidad debería recibirse, pero es como cuando algo malo te pasa y eso te lleva a reevaluar todo lo demás. En cierta manera eso podría verse como algo sostenible, sin embargo a veces es imposible, otras veces es un llamado para renovarte, a ti, al país... Pienso que la gente no debería tener miedo de ser vulnerable porque ellos no lo conocen todo.


¿Crees que la música pueda hacer un cambio respecto a este sentimiento de vulnerabilidad?

Alec: ¡Sí! La música puede hacer un cambio, pero no creo que haya una intención por parte de quienes la hacemos. Es decir, al escuchar a Bob Dylan, por ejemplo, encuentro que puedes llegar a cambiar la mente de las personas con la música. Es algo que yo no me propongo y estoy seguro de que él tampoco aunque es cierto que tiene otro tipo de canciones (risas), pero aún así no creo que sea una meta sino que es algo que sucede. Sí, la música cambia, pero no creo que haya una intención forzada sino que es algo que surge de forma natural...


¿Qué recuerdos te trae la producción de ‘New Fragility’?

Alec: Fue hace mucho tiempo, recuerdo que trabajé con dos productoras, una es Austin, Texas y otras dos en Philadelphia. Uno de los recuerdos que tengo, digo, no recuerdo mucho porque es trabajo y no hay mucho en mi mente del proceso, pero hubo un día en que estaba grabando y recuerdo haber visto, hacia abajo, un pequeño escorpión y yo voltee con los chicos y les pregunté, “oigan, ¿se supone que eso debería estar ahí?” (risas)... Ellos se rieron y fue algo extraño, quizá simbólico...


¿Fue difícil escribir sobre estos temas?, es decir, la política, los tiroteos en las escuelas, la violencia...

Alec: Sí, especialmente cuando canto estos temas es cuando me pongo más emotivo. Obviamente es difícil, pero creo que siempre hay que encontrar un balance entre el optimismo y la realidad.


¿Cómo te sientes estrenando un disco que precisamente habla de la fragilidad y el lado vulnerable de las personas en medio de un contexto como el que vive, o vivió, Estados Unidos a inicios de año?...

Alec: No lo sé, creo que en lo personal soy afortunado de tener muchos amigos alrededor del mundo y eso me hace feliz, pero creo también que el tener a los más cercanos en Philadelphia hace que me dé cuenta que de verdad aún hay gente buena en el mundo y que yo quiero el bien para todos. Lo veo con mi padre. Ha estado viajando durante los últimos 20 años por el país y ha hecho amigos en todas partes. Yo también he conocido personas increíbles y creo que el sentido es eso, conocerles y saber que están allí, que aún hay cosas que se pueden arreglar y se deben arreglar...


...Porque a pesar de la crisis sanitaria, que es otra situación complicada, saber que podemos conectar con otros a la distancia y mantener nuestra perspectiva y participación social es algo hermoso, ¿no?...

Alec: Así es, no es algo que desconozcas porque, aunque no he visitado recientemente a México, he conocido a mucha gente que fue para allá y dice lo mismo, que las personas siguen siendo muy buenas, que se la pasan bien y supongo que es verdad...


¿Crees que este año por fin permita un cambio positivo para la humanidad?

Alec: Sí, claro que sí. De hecho es la idea de mi nuevo álbum. Nosotros sabemos y conocemos los problemas que hay. No somos ajenos a ellos, toda nuestra atención está puesta en los problemas más recientes y creo que están bastante claras las cosas que se necesitan cambiar, así es que creo que sí, en 2021 podría haber un cambio positivo si seguimos de esta manera.


Sobre la imagen que ilustra a ‘New Fragility’ nos gustaría saber qué te pareció el resultado final y cómo fue el proceso de su elaboración...

Alec: A mí me encanta el diseño, me encanta su imagen. Es una diapositiva de mi familia, de hace tiempo, no recuerdo si es de mi hermano o no, perdón, de mi hermana... Lo siento, no, es una imagen de mi hermana y mía. Quien sea que haya tomado la foto no lo sé, pero creo que lo logró, que funcionó e hizo que la exposición fuera correcta y eso permitió que la edición fuera acertada.


Escuchamos que probablemente este año tengas una pequeña gira y eso nos hace querer preguntarte, ¿qué es lo que más extrañas de las presentaciones en vivo?

Alec: Conocer gente, los paisajes, tanto los naturales como los de las ciudades. Es un sentimiento que se extraña. Ya sea que estés yendo a México o a Tokio es un sentimiento que se extraña, que hace que quieras tener esa emoción... El llegar al aeropuerto, entrar a la ciudad... En Estados Unidos es hermoso, pero también lo es en otros países. Me encanta la comida de otros países (risas)...


¿Y qué es lo que más disfrutas de la música o de crearla?

Alec: Es una excelente pregunta e incluso un poco complicada... Antes le decía a mis amigos que siempre hay un tipo de música para cada ocasión del día y también para cada estado de ánimo, es decir, yo estudié jazz, música clásica, pop, punk también y descubrí que la música está en todos lados, es como un amigo que siempre está contigo. Yo no tengo una mascota, pero...


...¿Tienes algún momento favorito con la música?, ¿algún recuerdo que te haya marcado en un concierto o algo similar?

Alec: Realmente no disfruto tanto estar en el escenario, disfruto más otras cosas como ese sentimiento de desaparecer cuando estás cantando. Es como si olvidaras quién eres y lo que haces... Creo que ese es mi momento favorito con la música.


¿Te gustaría que quienes escucharan ‘New Fragility’ sintieran alguna emoción o sentimiento en específico al momento de reproducir el disco?

Alec: No lo sé, no lo sé, suelen preguntarme esas cosas seguido, pero nunca sé qué contestar.


Enfocándonos en otra cosa, cuáles serían tus tres canciones predilectas de este disco?

Alec: Creo que me gusta “Thousand Oaks”, “New Fragility” y “Where They Perfom Myracles”...


...También fue una de nuestras favoritas, muy íntima y fraterna, como si fuera el tipo de canción que en ciertas ocasiones necesitas oír y de pronto aparecen de la nada...

Alec:...Así es, de una forma muy inocente puedo decir que creo que es muy buena (risas), la disfruto mucho.

Centrando la atención en ‘New