top of page

Entrevista con Young the Giant

De la batalla interna a la resolución espiritual.

young-the-giant-american-bollywood-album-entrevista
Fotos: M. K. Sadler

Formados en la ciudad de Irvine al interior de Orange County, California, The Jakes harían sus primeras incursiones musicales durante la primera década del nuevo milenio. Tras cambios en la alineación y un contrato discográfico con Roadrunner Records, la agrupación conformada por Sameer Gadhia, Jacob Tilley, Eric Cannata, Payam Doostzadeh y Francois Comtois recibía al 2010 bajo el nombre Young the Giant. Esto previo al lanzamiento de su debut homónimo y una de las entradas al oído público más celebradas del indie sound contemporáneo.

Durante los años siguientes, el proyecto no haría más que consolidarse entre la melomanía internacional. Lo harían con el lanzamiento de ‘Mind over Matter’ (2014), ‘Home of the Strange’ (2016) y ‘Mirror Master’ (2018). La originalidad de las aproximaciones sónicas, lanzamiento tras lanzamiento, terminó por ubicar a los norteamericanos dentro de su propio espacio sonoro. Indie rock, post indie, psych folk y soul resignificado son solo algunos de los elementos con los que se describía a la agrupación hasta el 2020, año en el que la emergencia sanitaria interrumpió el proceso rumbo a su más reciente material: ‘American Bollywood’.

Bajo la tutela de Jungle Youth Records y compartiendo producción junto a Rob Cohen y John Hill, Young the Giant nos revelaba poco a poco las piezas de su quinto material de estudio. Las entregas mensuales en formato de EPs nos dejaban ver una musicalidad mucho más sensible y conceptual, extendiendo la paleta sonora del proyecto durante la segunda mitad del 2022. El álbum, publicado en su totalidad a mediados de noviembre, nos dejó ver el avance de los californianos durante los últimos cuatro años, envueltos en escalas orientales, paisajes maximalistas y la firme convicción de mostrarse al mundo de la manera más honesta y existencial posible.

Con una propuesta conceptual tan nutrida, nos dimos a la tarea de conversar con el frontman y vocalista Sameer Gadhia, donde hicimos hincapié en las ideas detrás del material, la visión de la banda dentro de esta nueva etapa y el sentimiento general tras una extensa trayectoria dentro de la sónica actual.

Han pasado casi cuatro años desde su último material de larga duración ¿cómo se siente romper el silencio discográfico?

SG: Me siento genial, hemos pasado varios años durante de realización, me emociona por fin poder mostrarlo.

Creo que el avance es uno de los factores inherentes al paso del tiempo, para bien o para mal, el mundo cambia y nosotros con él. ¿En qué notas estas diferencias y cómo se relacionan con el presente de la banda?

SG: Hablando en varios niveles, el proceso de lanzar música ha cambiado, la forma en que la gente responde a ella ha cambiado. Algo de lo que me siento realmente orgulloso es la forma en que este álbum retrata esa transición.

Algunas veces los artistas publican música como si nada hubiera pasado, pero esto no es cierto; muchas cosas han cambiado en nuestras vidas, en la vida colectiva. Es por ello que nos tomó tanto tiempo terminar este material. Mi vida es completamente diferente a como era cuatro años atrás, pero estoy feliz por eso y me emociona poder compartirlo con todo el mundo.


Creo que es extraño medir el tiempo con base en todos estos pequeños eventos culturales. Al final terminan perdiéndose entre aquellos que los superan en duración. Comparar una tarde de grabación en estudio contras los dos años que pasamos en confinamiento parece casi absurdo, pero para muchos proyectos son rostros de la misma moneda. ¿Cómo afectó la emergencia sanitaria el carácter de ‘American Bollywood’?

SG: El confinamiento fue un periodo importante para mí dado que me permitió sentarme conmigo mismo a descifrar quién era en ese momento. Me di cuenta de que era la suma de todas las historias que me llevaron hasta este punto: la de mis padres, mis abuelos y mis lazos más allá de ellos. Ese dilucidar causal se convirtió, gradualmente, en sentirme parte de algo más grande.

El sentimiento universal de querer pertenecer es algo que siempre ha estado aquí, dentro de mí. Me tomó todo este tiempo dilucidar lo que significaba y cómo aplicarlo musicalmente. Es una de esas grandes emociones colectivas que no se limita a la realidad de los inmigrantes norteamericanos como yo, todos en este mundo luchamos por encontrar nuestra propia identidad acompañada de un lugar al que llamar hogar. Si miro atrás, a los inicios de la banda, puedo ver que siempre ha estado ahí, desde el primer álbum. Quizá de manera más inconsciente en ese entonces, pero ahora está completamente presente.

Los títulos bajo los que se fue liberando el LP parecen retratar la evolución de ese mismo conflicto. En conjunto ‘Act I: Origins’, ‘Act II: Exile’, ‘Act III: Battle’ y ‘Act IV: Denouement’ (traducidos respectivamente como Orígenes, Exilio, Batalla y Desenlace) narran una historia de peregrinaje no solo geográfico, sino personal, espiritual. Mencionaste que todos buscamos ese lugar de aceptación profunda al cual llegar: un hogar ¿qué es para ti un hogar?

SG: Puedo llamar hogar a la familia que he formado… al lugar en donde vivo, pero más allá de eso es un espacio que viaja conmigo, un lugar dentro de mí. Soy yo diciéndome que merezco aquello que tengo, que merezco sentir que formo parte. Así, aún estando del otro lado del mundo, puedo sentirme en casa.

La calidez de esta perspectiva ante la desolación existencial parece contrastar con la violencia del tercer acto: batalla, guerra, pelea. ¿Cómo tradujeron todas estas sensaciones dentro de ‘American Bollywood’ y de qué manera encaja en la narrativa del disco?

SG: Sónicamente creo que hay muchas maneras de expresar esas situaciones, pero también está otra parte del conflicto que no tiene porque ser ruidosa y llena de furia. Puede bien ser silenciosa, e ir creciendo capa tras capa de iteración. Creo que existe una combinación de ambos horizontes donde hay más que fuerza física y estruendo, está ahí, pero se acompaña de tristeza, de duda. ¿Vale la pena pasar por todo esto? ¿Tiene sentido sacrificar tanto?

young-the-giant-american-bollywood-album-entrevista
Portada: ‘American Bollywood’ de Young the Giant

Tras haber partido, ser exiliados y lidiar con el conflicto ¿qué nos queda? ¿Qué sigue a la batalla?

SG: Creo que nos damos cuenta de que no existe ningún bien o mal, no existen las personas con quienes peleamos, todo es una ilusión. Se trata de las partes universales de la humanidad, aquello que amamos y odiamos y está en cada uno de nosotros. Entender eso significa albergar una guerra interna, aceptar que es lo único que podemos controlar, resignarnos pacíficamente al caos del universo.

No es difícil entender el origen de filosofías como esa, si algo hace la naturaleza constantemente es dar muestra de lo poco que podemos contenerle. Pero que ideas tan abrumadoras sean aceptadas con tranquilidad es un salto conceptual gigante. ¿Cómo dominar el terror a lo irrefrenable? ¿Cómo se llega a estar en paz con lo caótico?

SG: Es un trabajo constante, un proceso del día a día compuesto por etapas de autodescubrimiento cotidiano; la batalla y la resolución sucediendo a cada instante. La clave es entender que, de entre todas las cosas que quiero del mundo, es mi ser lo único que puedo controlar. No queda más que intentar ser consciente de mí mismo, tomar la sabiduría de mis ancestros, la espiritualidad, la meditación, la lucidez; esa es la salida y la esperanza.

Hablando de estas soluciones filosóficas a la constante duda interna, y el confort que les acompaña, ¿qué te gustaría que las personas sintieran al escuchar ‘American Bollywood’?

SG: Hay muy pocas personas en este mundo que sienten encajar en todos lados, afortunados ellos. Pero esto es para los otros, para quienes sienten no pertenecer a ningún lugar. Me gustaría hacerles sentir un poco más en casa al escuchar el álbum o ir a nuestros shows… que se sientan parte de Young the Giant.


Es una intención genuinamente noble. Personalmente, me considero alguien con buenos lazos humanos, puedo hablar con mis amigos, con mi familia, sentirme acompañado. Pero eso no erradica la intensidad de los momentos en que siento ser ajeno a todo lugar o experiencia. En ese punto solo la música me salva, se presenta como un respiro permanente, una oportunidad de entendimiento espiritual incondicional.

SG: Creo que es un refugio para todos y cada uno; sentir la música es crear ese lugar de pertenencia para todo cuanto nos compone. Este disco es nuestro intento de llegar al núcleo del por qué creamos y el por qué amamos la música. Espero que las personas puedan sentir eso y nos dejen ser el soundtrack de una pequeña parte de sus vidas, de alguna de sus historias.

¿Tienes algún track favorito de entre los dieciséis que componen el tracklist?

SG: Está esta canción: “Dollar $tore”, creo que es parte de un videojuego sobre béisbol de las grandes ligas [ríe]. Me emociona mucho tocarla en vivo.

Hablando de tocar en vivo y volviendo la mirada al regreso a escenarios ¿cómo se ve el futuro cercano para la banda?

SG: Lo veo como un periodo de caos y emociones intensas, nos dedicaremos enteramente a “tourear”. No puedo contener la emoción aún cuando me aterra un poco, estaremos apuntando hacia distintas direcciones. Queremos mantener la misma paz interna que hemos cultivado durante todo este tiempo.

young-the-giant-american-bollywood-album-entrevista

Sería asombroso poder verlos en esta nueva etapa de vuelta en México.

SG: ¡Claro! Buscaremos reagendar las fechas pospuestas por todo lo del COVID. Ha pasado un buen rato desde la última vez que nos presentamos allá, será genial poder volver.

Ha sido increíble poder conversar contigo Sameer, ¿algo más que quieras agregar para Vibras?

SG: Gracias por la entrevista.


Comments


Girl In Red - Portada - Vibras Mx.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page