Quiero Club en Foro Indie Rocks!


Fotos x Lalo Garduño Este sábado nos deleitamos en el Foro Indie Rocks! con la presencia de Un Planeta, Belafonte Sensacional y los estelares de la noche, Quiero Club, los cuales formaron parte de un espectáculo inolvidable lleno de ritmo, visuales fantásticos y mucha buena vibra.

La noche comenzó con Belafonte Sensacional, donde se presentó Israel Ramírez junto a su guitarra, dándonos un preámbulo acústico lleno de ritmos, donde predominaban el rock n' roll. Escuchamos canciones como “Lo hice por el punk”, “Caramelos de cemento”, “Convocatoria para el destroy” y “No llores cumbias”, donde nos contagió con su estilo clásico, su entusiasmo y su forma de cantar.

Después le tocó el turno a Un Planeta, una banda argentina muy talentosa, cuyos sintetizadores nos atrajeron en un sentir de abstracción total unánime. La juventud de sus integrantes se ve reflejada en la manera innovadora y lozana en la que nos presentan su manera de hacer música, la cual tiene un ritmo indie muy marcado, pero con toques e influencias de los ritmos sintetizados de los 80’s. No hay otra forma de describir su trabajo con otra palabra que no sea: magnético, pues no puedes dejar de escucharlos, su ritmo son como olas en el vaivén de su música. Definitivamente se robaron toda nuestra atención.

Para el gran final de la noche, aparecieron los tan esperados Quiero Club, presentando su nuevo disco Oportunidad de Oro. Abrieron con No hay semilla, de su nuevo álbum, una canción potente y enérgica, con un toque enigmático y de tonos obscuros, que inmediatamente encantó e invadió al público en una exaltación colectiva. El ambiente que se experimentó no se puede expresar en palabras, era una mezcla de emoción, furor, alegría y psicodelia, aunados a la presencia de un mapping estrambótico que acompañaba perfectamente las melodías. Siguieron con “Las propiedades del cobre”, que con un ritmo mas animado, hizo que los asistentes los acompañaran aplaudiendo, bailando y brincando, para después continuar con “Días perfectos”. “Esperar” fue la siguiente canción que interpretaron de este nuevo álbum, una canción mas calmada que hizo cantar al público, al igual que la siguiente, “Los cuatro puntos”. Los presentes se veían envueltos en su propio goce, hipnotizados con cada canción, mientras la banda se notaba alegre y ligera en el escenario, acompañada por unas luces intermitentes que hacían de la experiencia sensorial, mas alucinante. Continuaron con “Oportunidad de oro”, “Música” y la popular “No coke”, que hizo cantar a todos a todo pulmón, reviviendo la nostalgia por una de las primeras canciones de esta banda. Priscila (vocalista), propuso un brindis, por toda su trayectoria y por las nuevas oportunidades, en este caso, el lanzamiento de su nuevo disco, y aprovechó para presentar a su segunda voz, Isabel Escalante, quien la acompañó en todas las canciones de la noche. Continuaron con “Millones”, “Teorias” (también del nuevo álbum), “Let da music” y “Backstage drama”, donde el baterista aventó un par de sus batacas al agitado público. Sus integrantes se sincronizaban en perfecta armonía al interpretar y se expresaban de una forma única, dejando y mostrando su personalidad individual a cada momento, pero para tristeza y desgracia del público, la noche tenía que cesar, así que decidieron cerrar con “Minutos de aire”, el cual combinaron al final con una canción muy adecuada, “Goodbye horses” de Q Lazzarus, el baterista se acercó con un pandero y todos se despidieron en lo que fue un momento emotivo, entre gritos, aplausos y peticiones de los asistentes por otra canción. Absolutamente una presentación fantástica que nos mantuvo estremecidos y extasiado entre sus luces, sus imágenes y sus compases.

GALERÍA


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071