Odisseo en el Teatro Metropólitan

Fotos: Zeus Lopez | @zeus.lpz

Odisseo @ Teatro Metropólitan, 2019

Las luces se apagan dejando en completa oscuridad al Teatro Metropólitan. Todos los asistentes se ponen de pie, gritan y aplauden. La emoción se siente en el ambiente. En el fondo se escucha el rasgueo de una guitarra, acompañado del teclado y la batería. Una niebla se extiende, lentamente, por todo el escenario y luces blancas se prenden al igual que rayos durante una tormenta. El silencio se hace presente ante la expectación. Del humo blanco emergen las figuras de los integrantes de Odisseo quienes saludan a su público, se colocan detrás de sus instrumentos y comienzan a tocar “Belleza Americana”.

Así inició su primera presentación en el Teatro Metropólitan la agrupación originaria de Ecatepec, Estado de México. Tras una trayectoria de nueve años y la salida de su anterior vocalista, Odisseo ha demostrado una madurez y compromiso muy grandes con la música y sus fans; ya que, a pesar de todos los altibajos siguieron adelante, llevando su música a públicos cada vez más grandes; esta vez llenando el recinto.

Al terminar la primera canción Juan Pablo López (vocalista de la banda) presentó el siguiente track “Pequeño rebelde”. Mientras él brincaba, bailaba y aplaudía por el escenario Daniel León (guitarra), Manuel Uribe (batería), Rodolfo Guerrero (teclados) y Edgar Macin (bajo) se encargaban de hacer vibrar al público quienes gritaban al oír una canción que recordaba los inicios de la agrupación. Haciendo un puente con su trayectoria musical, continuaron con “Las penas por amor” y “No me pidas”.

Para la iniciar con la quinta canción, Juan Pablo preguntó al público si conocían “Barry”. Los gritos de emoción dieron respuesta afirmativa a la pregunta, por lo que el vocalista pidió a su audiencia que tararearan el inicio de la canción y lo hicieran también en la parte del puente. “Lala-lalalalalala” era cantado a todo pulmón por los − aproximadamente− 3, 165 asistentes.


Destellos de luces azules, moradas, rojas y verdes que prendían al ritmo de las percusiones dieron el anuncio de las siguientes melodías: “Pacto”, “Lo que quieras de mi” y “Arranques”. Con esta última, las luces del Teatro Metropólitan se apagaron y los asistentes encendieron las linternas de sus celulares moviéndolos de un lado al otro, como estrellas que danzan en el firmamento. − Todas las melodías son pertenecientes a su más reciente álbum Cambio Estacional, el cual ha tenido un gran éxito, logrando conectar con sus fans y atrayendo nueva audiencia−.

Luego de “4 veces” y “Domino”, llegó otra canción que hacía rememorar los viejos tiempos, en los que Odisseo no era una agrupación tan conocida: “No”, pero ahora con una invitada especial: Alejandra Moreno −vocalista de Ruido Rosa−. Ella llegó con mucha energía al escenario, brincaba y sacudía su cabeza, mientras los sonidos del sintetizador, las vibraciones magnéticas de la guitarra eléctrica, el ritmo de la batería y los tonos graves del bajo hacían mover las caderas y bailar al público.

Al terminar esta melodía y en un tono serio, Juan Pablo presentó “Seré” cover de una canción del recién fallecido “Príncipe de la Canción”, José José. “Escalas” y “Calor al corazón”, fueron cantadas, antes de que las luces se apagaran y la banda se retirara. Luego de unos minutos, Juan Pablo regresó con una camisa color amarillo −durante toda la primera parte se presentó con una camisa negra y chamarra de piel magenta−. Acompañado, únicamente, de Daniel León, con una guitarra electroacústica, tocaron “Más de ti” y “Salvajes”.

Luego de estos acústicos, entre los gritos “¡Odisseo! ¡Odisseo!” que el público emitía, los demás integrantes de la banda volvieron al escenario, para cantar más canciones de sus álbumes y EP’s anteriores − como Días de fuego, Sensacional y Sí, soy yo“Corazón de acero”, “El tonto” −canciones que no habían sido cantadas por Juan Pablo, pero que eran muy pedidas por sus fans−, “Sensacional”, “Estatua Roja”, “Mentía” y “Días de Fuego”. Con esta canción la banda se retiró y las luces se apagaron.


El público pedía que regresaran y cantaran más tiempo para ellos. Así, luego de unos minutos, entre gritos de “¡Odisseo! ¡Odisseo!” y “¡Otra! ¡Otra!” Juan Pablo López, Daniel León, Manuel Uribe, Rodolfo Guerrero y Edgar Macin volvieron al escenario para cantar “Invencibles”, “Hablando lento” y “Los Imanes”. Agradeciendo en cada momento la asistencia y compartiendo con su público la maravillosa experiencia que era poder ver el Teatro Metropólitan lleno de personas cantando y bailando su música.

Este concierto fue una mezcla de sus discos anteriores con el más reciente Cambio Estacional cumpliendo con las expectativas y dejando más que satisfechos los asistentes. Odisseo mostró en esta presentación la madurez que han alcanzado, tanto musical como internamente. No tiraron la toalla y siguieron adelante a pesar del cambio de vocalista, la adaptación y, el miedo de no convencer a sus fans y que los dejaran de escuchar. Rendirse pudo haber sido más sencillo, pero no era lo que ellos querían.

Daniel reconoce que no fue fácil el camino; sin embargo, tocar en el Teatro Metropólitan con un sold out habla del buen trabajo que han hecho y el gran crecimiento que han tenido. Así Odisseo cerró con Cambio Estacional abriéndose paso a nuevos proyectos. “Nos vamos, pero no para siempre”.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071