top of page

Entrevista con Miya Folick


miya-folick-roach-album-entrevista
Foto: Jonny Marlow

Después de estudiar en Nueva York, Miya Folick regresa a California con un interés más grande por crear música, lo que la llevó a comenzar a escribir canciones y aprender un poco más sobre producción musical. Todo esto sucedió en su habitación, pero sabía que en algún momento, todo lo que estaba creando tenía que salir de ahí. Fue en 2018 que lanzó su primer disco, ‘Premonitions’.


“Al inicio de mi carrera, hace algunos años, no conocía a mucha gente en la industria y me di cuenta, gracias a que una amiga estaba en Tinder, que muchas de esas personas eran músicos [ríe] entonces hice un perfil donde mencionaba que estaba buscando a una banda, mi antiguo bajista, Bryan, me encontró y tocamos por un par de años…” Comenta Miya sobre los primeros días de su proyecto y cómo fue tomando forma.


Cinco años transcurren para el lanzamiento de su segundo material discográfico, ‘ROACH’, un disco muy personal, íntimo, pero sobre todo honesto. “Fue algo que me enfoqué en hacer porque tenía mucho tiempo queriendo cerrar algo así. Canciones muy honestas y directas, pero también que se sientan poéticas, que fue un rompecabezas interesante… Cuando las letras son muy honestas, puede ser fácil que llegues a ciertos clichés, que no creo necesario el evitarlos, pero no me gusta usarlos todo el tiempo… Aunque es música vulnerable y catártica, también es una actividad muy divertida, casi como un juego”. Los contrastes son claros en las trece canciones que se presentan en este disco.



En un intento por sobrellevar emociones profundas, Miya Folick experimenta con los sonidos, las texturas y las letras para crear atmósferas introspectivas, pero divertidas al mismo tiempo. “Si bien recuerdo, “Get Out Of My House” fue la primera canción que compuse de este disco… Como quería que las canciones sonaran a mi, salieron de una forma muy natural, pero hay algunas canciones que no quedaron en el disco. No porque no fueran vulnerables, sino porque este disco es muy introspectivo, muy sobre mí misma y mi vida, no sobre otras personas, por eso no las incluí, porque hablaban de manera romántica sobre otra persona o algunas se sentían que estaba hablando sobre la vida de alguien más… Probablemente visite esas canciones en mi siguiente disco que ya esté cansada de hablar de mi [ríe].”


Una de las canciones que destacan en este disco es “2007”, un año que pudo marcar la vida de muchas personas, un año que contiene recuerdos importantes para muchos. “En ese año estaba en preparatoria, vivía con mi padres, recuerdo mi graduación. He estado pensando bastante en esa época porque hay cierta energía cuando tienes esa edad, 17 o 18, que es imposible volver a sentir… Estaba muy perdida, pero al mismo tiempo emocionada por muchas cosas. Mientras me sentía perdida, también sentí que todo era posible… Ahora que soy mayor, estoy más enfocada en ciertas cosas, pero mi curiosidad se ha apagado un poco”. Esos pensamientos del pasado fueron inspiración para Miya en este nuevo disco.


Un gran paso en la carrera de Miya Folick es compartir sus sentimientos más profundos con sus escuchas, un proceso que no fue difícil para ella. “Pareciera que es algo loco, pero en general, como soy una persona sin filtro, comparto todo con la gente. Además, siento que sobre explico las cosas, la gente me pregunta algo específico y yo les doy mucha información que ellos no necesitaban, pero me doy cuenta que lo estoy haciendo a mitad de mi explicación, pero tengo que seguir [ríe]. Hay una parte de mi que quiere ser comprendida, porque cuando eres joven muchos no se sienten escuchados, pero yo nunca me sentí identificada con eso, me sentía muy cómoda conmigo misma. Incluso estando sola, no me importaba lo que los demás sentían… Si yo misma no sabía quien era, ¿cómo esperaba que los demás lo supieran? Extrañamente, ahora que soy adulta, pienso más en eso”. A través de la música, Miya busca encontrar empatía con sus fans.

miya-folick-roach-album-entrevista
Portada: ‘ROACH’ de Miya Folick

Los problemas o dilemas que parecían de adolescentes, surgen ahora en el pensamiento de Miya, debido a que ha encontrado la respuesta a quién es y cómo quiere expresarse. “La comunicación es muy importante para mi y creo que ahora más que nunca soy muy sensible si la gente no me comprende, no me escucha, a nivel personal… Compartir lo que soy y lo que siento ahora se siente muy natural, se siente como algo sano, por el deseo tan grande que tengo de ser comprendida, porque así ya no tengo que sobre explicar las cosas”.


“Creo que la canción que más cambió fue “Cockroach”, que al inicio puedes escuchar un órgano, que no es uno real, es un teclado que tengo en casa. Luego agregué el sintetizador, después las voces. Eso era al inicio, era de un minuto, pero en el estudio, estábamos trabajando en otras canciones, le pregunté a Sam (baterista) si podía agregar unas percusiones muy sencillas para darle un toque más humano, lo hizo y me preguntó si podía intentar algo más, se dejó llevar y es lo que pueden escuchar ahora”.


Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page