Juan Pablo Vega en el Lunario del Auditorio Nacional

Fotos x Lalo Garduño

El pasado viernes el Lunario, un lugar mágico en sí, fue testigo de un concierto inolvidable, donde Juan Pablo Vega, junto a Noa Sainz y muchos invitados increíbles, nos presentó su nuevo material discográfico Conexión.

La noche abrió con la bellísima Noa Sainz, una mujer de origen saltillense que, a su corta edad, ya se mueve a pasos agigantados por la escena musical mexicana. Noa apareció en el escenario como una visión con su cabello platinado y nos mantuvo absortos con su voz tan dulce y melódica. Empezó con “Freedom”, donde nos sorprendió con sus notas sedosas que hacían una combinación muy peculiar con su actitud segura y su figura imponente. Después interpretó canciones como “Siempre”, “despertar (el dolor)” y “Yo no soy”. Noa definitivamente toma el escenario y lo hace suyo, bailando de un lado a otro e invitando al público a unirse en su inequiparable energía, nos envolvió en sonidos soul y R&B. También aprovechó el momento para manifestar lo agradecida que estaba por estar ahí y lo ansiosa que estaba por los proyectos que tenía planeados con Juan Pablo. Finalmente se despidió con la canción “FYT (Fuck you tiempo)”.


Ya entrados en calor, el público esperaba ansioso a Juan Pablo Vega, de quien fuera éste su primer Lunario. El cantautor de origen colombiano decidió comenzar la noche con “Pruébame” de su álbum Vicio, donde entre sonidos caribeños y reggae, la gente ya comenzaba a sentir el bamboleo de la música en el cuerpo. Mientras su acompañamiento de saxofón y trompeta hacían lo suyo, continuó con “El rincón”, donde aprovechó para hacer una pausa y saludar a los entusiastas asistentes, quienes le respondieron entre gritos de emoción. Siguió con “Despedida” y “Cuando te tengo cerca”, ambas canciones del álbum Nada Personal, para después sorprendernos con la introducción de su nuevo material Conexión del álbum del mismo nombre. Después regresó al álbum Nada Personal con “Ya no puedo estar lejos de ti”.

Ciertamente Juan Pablo nos mantuvo bailando con sus canciones de tintes alegres, ritmos sensuales y sus letras románticas y ocurrentes. Seguido hubo un momento de blackout, para después continuar con un momento acústico y nostálgico que nos mantuvo embelesados e hipnotizados, mientras nos movíamos al compás de los sonidos y la melancolía. Para esta mitad del concierto, Juan Pablo volvió al álbum Nada Personal con “Desde que tú no estás”, tema que puso sentimental al público, quienes coreaban de manera suave la dulce melodía, también interpretó “Mansong”, “Hace una hora” y “Respira” del mismo álbum.

Juan Pablo nos mantuvo en un vaivén de emociones y sentimientos, mezclando ritmos animados y coloridos, con sus melodías tranquilas y baladas amorosas. Fue en este punto donde las sorpresas se hicieron presentes y los invitados comenzaron a aparecer. El primero de ellos fue el conocido Sabino, creador del sab-hop, quien lo acompañó con la canción “Vicio” del álbum con el mismo nombre, ambos animaron a los asistentes, quienes se pusieron eufóricos al verlo, la voz de Sabino le agregó a la canción una potencia que hacia muy buena química con la voz de Juan Pablo.

Después apareció Esteman, cantautor de igual procedencia colombiana, y después de una breve introducción, éste lo ayudó a interpretar “Nada que perder”, ambos bailaban sincronizados por el foro al compás de los sintetizadores de esta canción. Seguido, Juan Pablo retomó sus sonidos mas tradicionales e interpretó “Ahora que vas a dejarme”, canción que puso al público a bailar.

Tras ésta canción, siguió otro blackout, los asistentes creyeron el concierto terminado y pidieron a gritos otra canción, pero todavía había dos últimas sorpresas. Juan Pablo Vega comenzó tocando “Las Olas”, transportándonos a un lugar de brisa y mar, un lugar tropical donde sólo nos dejamos llevar por la música, para después seguir con la misma linea caribeña. Apareció el artista Caloncho para regalarnos “Real” del nuevo álbum Conexión. Juan Pablo se tomó un tiempo para presentar a todo el equipo y agradeció la asistencia, el público le regresó el cariño entre gritos y aplausos.


Finalmente, para la cereza del pastel, la última invitada fue Elsa y El Mar, interpretaron “Nada Personal”, ambas voces se fusionaron de manera maravillosa, donde Elsa nos deleitó con su dulce voz y Juan Pablo Vega nos hizo identificarnos con sus letras. Ambos se despidieron, dejándonos el recuerdo de una noche maravillosa donde la música se reinventó una y otra vez, inquieta, mostrándonos varias caras y ritmos, y donde nunca nos cansamos de todas las sorpresas e invitados que se presentaron.


GALERÍA

NOVEDADES x VIBRAS