top of page

Entrevista con Jenny Lewis


jenny-lewis-joy-all-album-entrevista
Foto: Bobbi Rich

¿Cuál es la clave para apreciar la alegría de vivir? Para Jenny Lewis todo está en el balance, la música, la autenticidad y por supuesto, su fiel compañera perruna Bobby Rhubarb. Tras el éxito de ‘On The Line (2019), la cantante estadounidense le abrió los brazos a nuevos comienzos y le da la bienvenida a ‘Joy’All.


El aclamado álbum ‘On The Line’, enamoró a miles de seguidores alrededor del mundo, incluido por supuesto México, que Jenny Lewis visitó como parte del Festival Corona Capital y para el que presiente, el COVID ya había llegado a sus compañeros. “Una de mis increíbles guitarristas no vino a la Ciudad de México. Y luego mi guitarrista, Dylan, tenía una fiebre de 102° cuando tocamos en el show y estaba tan enfermo que no sabíamos qué era. Y creemos que fue el COVID temprano”, recuerda su experiencia sin imaginarse que ese tiempo le traería también un momento de introspección que cambiaría su visión y daría pie a su siguiente álbum.


Compartiendo el freno universal y redescubriéndose en soledad, Lewis participó en un taller virtual de composición liderado por Beck en el que cada día se les daba una asignatura y un tema diferente para escribir una canción. De esta actividad nacieron varios temas del álbum como “Puppy and a Truck”, un sencillo que nos da una muestra de esa irreverencia refinada y madurez que han llegado con la edad. La portada y la estética están inspiradas en Rita Skeeter, cantante de Nashville, de quien incluso porta su vestido original tras encontrarlo por pura coincidencia.


Con canciones escritas pre y post pandemia, la conclusión más grande que tiene su nuevo material discográfico ‘Joy’All’, es el deber balancear la vida y mirar los placeres simples, pues la alegría más pura proviene de momentos qué tal vez ya no volteamos a ver entre la rapidez de nuestros días. Un concepto elegido conscientemente como centro de su quinto álbum.


Algunas canciones de ‘Joy’All’ las escribiste antes de la pandemia y otras a finales. ¿Dirías que tu concepto de alegría cambió durante esta época? ¿Es algo que podemos percibir en las canciones?

JL: Sí, y fue una decisión consciente nombrar el disco con un título muy positivo y alegre. He puesto nombres a muchos discos en mis más de 20 años sacando música y normalmente son algo oscuros. En cuanto al tema, personalmente tuve una profunda experiencia el último par de años y pasé por un trauma como todo el mundo. Así que creo que la elección de, ya sabes, ser alegre a pesar de los desafíos y la división en el mundo en este momento. La gente ha salido de esto tan separada cuando en realidad estábamos tan unidos por primera vez en mi tiempo de vida. Así que sí, creo que es muy importante reforzar esta divinidad femenina y alegría.


“Follow your joy”, “Find your groove”, “Lead with your heart” son parte de la letra de “Joy”, simples, pero verdaderas. ¿Para ti cuál es la forma más simple de encontrar alegría en todo lo que nos rodea?

JL: Bueno, creo que la vida es real, cosas malas pasan y todo está en cómo te enfrentas a los retos. Y más cosas van a surgir en tu vida, cuanto más envejeces. Es sólo tomar la decisión de estar en el momento y apreciar el proceso. Es cómo respondes a las cosas, no tienes que reaccionar, pero esta respuesta es una especie de indulto diario. Yo estropeo cosas todo el tiempo y tengo días en los que estoy deprimida. Pero volviendo a este tema de encontrar la alegría a través de las dificultades, creo que es bueno. Es una herramienta junto con otras cosas que nos mantienen sanos. Nuestras relaciones son por ejemplo, mover nuestros cuerpos, lo que comemos, todas las cosas tienen que estar en juego para poder ser un ser humano equilibrado. Y creo que lo he aprendido en los últimos dos años, que si todo es trabajo y nada de juego, no es bueno. Debes tener un balance.


“My forties are kicking my ass, and handing them to me in a margarita glass”, así comienzas “Puppy and a Truck”, una canción en la que además abriste un poco más la puerta a quién es Jenny Lewis en realidad ¿Hay algo en tu música y creatividad que consideres que realmente se ha desarrollado con la edad?

JL: Creo que tengo confianza en mi arte. Dicen que se necesitan 10 años para dominar tu profesión, y no creo que la haya dominado porque hay mucho que aprender, pero me siento cómoda en mi perspectiva de escritora. Si conoces mis canciones, me conoces un poco, y todas están relacionadas desde el principio. La primera canción que escribí está conectada con la última canción que escribí.



Durante el taller de composición liderado por Beck y en el que escribían una canción por día ¿Existió algún tema dentro de las asignaciones con el que no te sentiste identificada para escribir de una forma natural?

JL: Creo que cuando eres escritor, como sea que lo hagas es tu proceso. Pero creo que aprender cómo escriben otras personas, al igual que aprender cómo viven y cuidan de si mismas, es muy útil. Leí sobre la escritura de Stephen King durante la pandemia y es una excelente visión de la historia de un gran y prolífico escritor. Para mí, los temas fueron increíbles, me encantaron y estaba lista para conectar con mi comunidad después de haber estado en cuarentena en solitario durante un año y medio. Así que me apetecía el reto y mi cerebro no funciona así cuando escribo. Me refiero a pensar en un concepto y luego escribir una canción. Escribo desde un lugar muy emocional, de acuerdo a cómo me siento en el momento. Así que fue genial aprender esto. Tal vez no, no estás escribiendo desde ese lugar, pero así es como puedes escribir una canción de todos los clichés como “Love Feel” del disco. Y eso fue parte del campamento de composición.

Cuando escribes desde un punto muy personal ¿Consideras que existe un balance entre lo que está destinado a compartirse con el mundo entero y lo que es solamente para ti?

JL: Cuanto más escribo por mi cuenta, menos me importa quién lo escucha. Sólo he co-escrito sobre todo con mis parejas románticas. Así que siempre ha sidomi novio, estoy en una banda con mi novio y estamos escribiendo juntos y somos socios en parte”. Así que hay ciertas cosas que no puedes hacer porque estás escribiendo con tu pareja. Ahora que escribo por mi cuenta, no edito, son sentimientos muy privados, pero siento que es mi responsabilidad compartir estas cosas. No me edito a no ser que sea una frase muy cruel, y estoy intentando no hacerlo porque he escrito muchas canciones muy crueles, canciones de “vete a la mierda”.

¡Claro! Aunque a veces esas canciones también las necesitamos.

JL: Sí, las necesitamos. Pero creo que para mí, escribirlas en mis veintes y treintas fue genial. Era el momento de hacerlo. Y ahora que estoy en mis cuarenta, es como si estuviera tratando de encontrar una mejor versión de mí misma. Creo que hay menos pensamientos de culpar a otras personas porque yo creé mi situación y mi realidad, todas mis decisiones me llevaron aquí. No es culpa de nadie más que mía.

jenny-lewis-joy-all-album-entrevista
Portada: ‘Joy’All’ de Jenny Lewis

Además de la estética que inspiró la portada de este álbum y usar su vestido original ¿Encontraste algo en el arte de Skeeter Davis con lo que te sientas identificada?

JL: Su forma de componer, su vibra. Si miras sus fotos, no tiene una imagen súper glamurosa y sexualizada. Hay algo muy sano en su imagen y es realmente su habilidad lo que me atrajo de su música. Y además es una mujer como todas y sin pretensión. Y eso me inspira como mujer, resistirme al botox e intentar ser yo misma, y hay algo muy natural acerca de ella.

Joy’All’ se siente diferente a ‘On The Line’ sonoramente. Si piensas en el inicio de este proceso y la producción de Dave Cobb ¿Cambió mucho tu visión inicial al resultado final?

JL: Sabes, en mi mente estaba haciendo un disco de Tracy Chapman. No dejaba de pensar en “Fast Car”, pero no creo que suene necesariamente así. Y no suelo entrar y decir: “Oh, quiero que esto suene como Fleetwood Mac”. Eso es lo que pasa cuando la sección rítmica hace eso, como que encarna ese espíritu. Así que estaba abierta al proceso y dejé que Dave produjera el disco y no estaba realmente preocupada por ello. Fluyó muy fácilmente y sólo dura 30 minutos, así que no te quita mucho tiempo escucharlo dos veces.

Cuando es momento de llevar estas canciones a los escenarios y cantarlas una y otra vez ¿Continúan siendo un recordatorio de esos lugares y sentimientos que les dieron origen? ¿O eventualmente el sentimiento se desvanece para convertirse en simples canciones?

JL: Fui entrenada de niña como actriz de método, sin saberlo siquiera, pero habiendo crecido aprendiendo a sentir algo en tu propia vida y experiencia que se relaciona con el material. Lo hago todas las noches, antes de tocar, siento las canciones, pero dejo que el momento dicte cómo me siento. Algunos días estoy triste, otros enojada, otros feliz y llena de alegría, y eso se refleja en el material. O interpreto el material mientras lo canto en el momento, lo cual es salvaje, es como si hubiera madurado o hubiera superado esa cualidad negativa, o sigo tan jodida como cuando escribí esto a los 25 años. Es como un rango, ¿sabes? Es bastante sorprendente. La música es este arte que está vivo y sigue evolucionando. Mientras que el cine y las bellas artes, son lo que son. Se interpreta de manera diferente, pero la música es una forma de arte muy mágica y fluida.


Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page