Hispana y Yoss Bones en el Foro Indie Rocks!


Esta noche el norte invadió el Foro Indie Rocks! con una de las voces femeninas más potentes de la escena contemporánea del rap mexicano. Se trató de Patricia Polet a.k.a Hispana, quien junto a Yoss Bones, presentó su nuevo material Los González.

El concierto abrió con Yoss Bones como invitada, quien, desde el primer momento, pisó el escenario de manera firme y se abrió paso inundando de actitud el foro. El ambiente comenzó a encenderse con “No quiero dejar esto”, recordándonos entre rimas y un rap suave lo que es la escena: iniciar de cero e ir creciendo poco a poco. Mientras interpretaba esta canción, nos dejó entrever un reflejo suyo en cada letra, pues ella misma es una figura que está surgiendo rápidamente en el mundo del hip hop. Para continuar con el mood sosegado, “Ser” fue la siguiente, una canción con tintes más sensuales y animados, que hizo al público comenzar a moverse.

Yoss aprovechó una pausa para anunciar que se venía “una rola chida”, y para preguntar cuántos del público rapeaban; lamentablemente ninguno. Pero eso no le bajó los ánimos y contó que al involucrarse en la música no sabía nada de Hispana, pero desde aquel primer momento que la escuchó, quiso hacer un feat con ella. Yoss dedicó también este tiempo a su propio esfuerzo; sostuvo que cuando uno tiene un sueño, debe tener fe en que se cumplirá. Y no sólo eso, sino que uno tiene que trabajar por él. Concluyó con un “Sí se puede, y a darle”, seguido de una canción que dedicó a “los gatos mujeriegos”: “Te olvido”. Y al ritmo en que Yoss pronunciaba suavemente sus letras, el público igual se movía con ellas. “Si no estás” continuó con la corriente del flow tranquilo, que tuvo un efecto calmante en los asistentes. Y para la penúltima del repertorio, interpretó “Fuera de mi lista”. Yoss anunció a Hispana, no sin antes despedirse interpretando “Con eso bastó”.


Después de una corta espera y entre gritos de emoción, salió Hispana enredada en la bandera de México. Corriendo de un lado a otro, mostró el orgullo que le causa portar sangre mexa y piel canela. La Mamba Negra se deslizó lentamente por el escenario con esa seguridad con la que sólo ella puede, tomó con firmeza el micrófono e interpretó la primera canción de la noche: “Puro Fuego”, de su álbum 88. Su voz potente y estilo fuerte, prendió a los asistentes, quienes inmediatamente la acompañaron en su rap. Siguió con “Mami Veneno”, del mismo álbum, y continuó con “Soy veneno”, del álbum Mudando de Piel. Hispana presentó su nuevo Los González, el cual refiere a sus raíces, su familia, y agradeció al público por estar ahí. Mandó un saludo a la Ciudad de México y, al igual que Yoss, habló del esfuerzo que se requiere para perseguir tus sueños. Finalmente presentó su siguiente rola con una dedicatoria a “Esos pinches vatos” y, regresando a su disco 88, nos puso los sentimientos a flor de piel con “Amapola”. Realizó otra pausa y preguntó por los ausentes, habló de la situación de México y agregó: “Sabemos que somos los que podemos marcar la diferencia en este mundo que está de la chingada”. Enseguida presentó 3 canciones de su nuevo disco: “Mato por ti”, “Elevando el costo” y “Siéntelo”, donde nos vimos atrapados entre ritmos nuevos y letras reales, en la versatilidad de sus sonidos.

Continuó hablando de la situación actual que atraviesa el país, con la violencia, los homicidios y la gente desaparecida. Luego presentó “Se busca”, del nuevo álbum: un doloroso espejo de una de las realidades más crudas del país. Paró un momento para ofrecer un brindis, por estar ahí, por haber llegado hasta ese momento, y volvió con “La niña de la playa”. Agradeció la presencia de su DJ (DJ Phat), quien la ha acompañado en ya varios años de carrera y que entre scratcheos demostró su talento ante los asistentes.

El repertorio siguió con “Cabrón”, donde los asistentes corearon entre un desborde de despecho y rabia. Y, finalmente, para cerrar con su nuevo disco, sonó “Guantanamera”, donde eligió a una chica del público para subir a bailar. La asistente, sumamente emocionada, bailó hasta el cansancio, le agradeció mucho y la abrazó. Momentos después, Hispana presentó a Yoss, mostrándola como una mujer chingona, dando un grito de “¡Arriba las mujeres!” que el público contestó con más gritos y aplausos. Entre luces verdes, blancas y rojas que simulaban la bandera, juntas rapearon “Tequila y miel”, al puro estilo del girl power.

En los últimos instantes del evento (y en un giro inesperado), Hispana contó una historia acerca de una pequeña niña a la que vio en uno de sus conciertos, unos cinco o seis años atrás. La pequeña que ahora tiene 10 años, subió entonces al escenario a rapear junto con ella “Rap Game”. La pequeña talento no escatimó energía, pues le siguió el paso a la mamba, rapeando, bailando y disfrutando en un final muy emotivo. La niña destinó una frase a la rapera y terminó con un “Paty es la más chingona en lo que se dedica”.

Como penúltima rola sonó “Dicen de mí”, y cerró con su canción más popular: “La mexicana”. Entre ovaciones de un público extasiado, tomó la bandera que traía en un inicio y la aventó a los asistentes, quienes emocionados la tomaron y, claro, no dejaron ir a Hispana sin antes pedir una última canción. Y aunque parecía que eso había sido todo, volvió para complacerlos una vez más con “Mamba negra”. Entre mucho baile y hip-hop, nos despedimos de una noche emocionante, donde volvimos a enraizarnos con los sonidos de esta gran exponente del rap mexicano.

Como penúltima rola, sonó “Dicen de mí” y cerró con la canción mas popular, “La mexicana”, y entre ovaciones de un público extasiado, tomó la bandera que traía en un inicio y la aventó a los asistentes, quienes emocionados la tomaron, y claro, no dejaron ir a Hispana sin antes pedir una última canción, y aunque parecía que eso había sido todo, volvió para complacerlos una vez más con “Mamba negra”. Entre mucho baile y hip-hop, nos despedimos de una noche emocionante, donde volvimos a enraizarnos con los sonidos de esta gran exponente del rap mexicano.

GALERÍA


NOVEDADES x VIBRAS