Entrevista con Tuzeint


La música puede ser -sino es que ya lo es- una religión. Ésta, por lo tanto, tiene a sus monjes; los que la profesan y veneran. Tuzeint, un artista regiomontano, es uno de ellos. Su creencia ronda a través de los sonidos del R&B, jazz y soul. Práctica que ha integrado tanto a su ser que se identifica como un fiel seguidor y creador de ella.


Falta poco para el estreno de su primer EP, del que supondrá ser una especie de trabajo que mistifique y honre a sus influencias que, de acuerdo al artista, van desde D’ Angelo, a Solange y hasta Erykah Badu. Es por eso que Tuzeint charló con Vibras sobre cómo percibe a la música, cómo ésta ha cambiado su visión sobre la vida y la importancia que el amor tiene como eje de ella.


El intérprete dijo estar orgulloso del material que está por lanzar y del que presume tener vida por sí solo. A diferencia de las demás melodías que había lanzado, que podrían estar dispersas por la temática y sonido, su nueva producción es diferente al ser más centrada. “Tiene una madurez distinta donde se encuentran muchas trompetas. Tiene jazz combinado con soul, con cosas espirituales y etéreas. Este álbum puede ser sanador para la gente que lo escuche”, aclaró en entrevista.


La relación que el joven de 28 años tiene con esos géneros es de otra dimensión. Escucharlos, para él, incide en un ejercicio serio. Donde él calla, escucha y aprende. “Es un lugar sagrado”, definió propiamente. Considera que guiar su proyecto por estos ritmos es el resultado de una constante búsqueda de sí mismo, en la que refleja la persona que es.


Desde pequeño ha estado cerca de este arte. En lugar de escuchar a The Beatles o a Pink Floyd, la cultura musical afroamericana fue lo que lo incentivó a indagar en ella. Comprende que parte de la represión en contra de las personas de dicha comunidad en Estados Unidos es dolorosa y que, directamente, ha influido en la música.


“Ellos han traído esa energía al mundo para que nosotros tomemos fuerza y sigamos adelante. Debido al sufrimiento, que es lamentable con la esclavitud, por ejemplo, surgieron sonidos como el soul, el jazz o el blue. Eso se transformó en arte. De no haber sucedido, estaríamos en otro lugar musicalmente. Es algo que me gustaría honrar de ellos, a los de atrás, a los del pasado. Queda mucho por aprender como humanos y espíritus”.


Tuzeint reconoce que en México no hay una escena sólida de este ritmo, por eso se anima a abrir un camino en ella, en donde observa una oportunidad, y así potenciar su proyecto. Algunos intérpretes que admira son Wet Baes y Girl Ultra.


En su último lanzamiento, “Birdz In My Eyes”, toca algunas fibras románticas. Por ello es que el regio habló sobre la importancia que el amor tiene dentro de su vida como una de las fuerzas más importantes del universo. Además del sentimiento hacia otra persona, él puntualizó sobre quererse a sí mismo.


“Parte del amor propio es la responsabilidad de saber quién eres tú. Te tienes que conocer y preguntar: ¿A qué vine a la Tierra?, ¿Para qué me levanté hoy en la mañana?, ¿Cuál es la razón por la que estoy aquí? Es una fuerza que te ayuda a saber quién eres”.


El músico relató que por la pandemia se mudó a Monterrey y allí creó un estudio para finalizar su álbum. Asimismo, ese tiempo a solas, lo ayudó a mirarse internamente. Su trabajo, en este caso, lo ayudó a guiar su camino; a reconocerse y continuar hacia adelante mediante un ejercicio introspectivo.


La pausa en el mundo lo ayudó a tomar un respiro y a concebir la idea de que no se volverá a lo de antes, sino a una nueva era.


“El impacto ha sido tan grande que cambió adentro y afuera las cosas. Es bueno tener claridad ahora, a tener espacio, a estar concentrado y a aprovechar esta soledad. Algunos no pueden estar solos, ni comer o ir al cine. Ésta es una buena oportunidad para hacerlo porque, en realidad, siempre vas a estar contigo. Vas a ser la única persona con la que estarás hasta que te mueras. Más vale disfrutarte. Es bueno meditar y darte un tiempo a solas”.


Si el artista pudiera agregar alguno de sus temas a la banda sonora de una película, sería el intro de su próximo material. Declaró oírlo y encantarle. Las trompetas que acompañan a un sigiloso teclado, lo remontan a una escena ficticia de cine viejo, vintage; en blanco y negro. Donde la lluvia deja entrever a un carro y a una mujer. La toma se vuelve sensual y misteriosa. La combinación visual y musical de una creación suya.


Rendir culto al arte, a unos personajes o a sí mismo, es una actividad que está muy cerca de la música. Ella puede ser una religión cuando se le respeta y se confía en lo que puede originar. El R&B, jazz, soul, funk, entre otros, son el resultado de un legado que, hoy en día, siguen vivos en la mente, esencia y oídos de varios. Estos, como algunas deidades, no mueren si siguen presentes en recuerdos. No desaparecen si hay alguien que los mantiene vivos.


NOVEDADES x VIBRAS