Entrevista con The Cribs


The Cribs está presentando su más reciente material Night Network, el cual, tuvo que retrasarse una semana debido a la pandemia. Originalmente sería lanzado el 13 de noviembre, pero a través de redes sociales, lanzaron un comunicado en el que se veían muy apenados por el retraso, pero a la vez relajados de que solo sería una semana la que se retrasaría el lanzamiento para por fin ver la luz el 20 de noviembre.


La agrupación británica conformada por Gary, Ryan y Ross Jarman nos presenta con su octavo álbum de estudio, una atmósfera llena de nostalgia abrazada por sus ya conocidos riffs de guitarra clásica con unas cuantas referencias a su pasado como familia y como banda. Platicamos con Ross Jarman acerca de sus referencias para la creación del disco, cómo lidiaron con la independencia en la producción del mismo y la relación de sus lazos familiares con los musicales y profesionales.


Esta situación es complicada ¿no? porque no sabemos cuánto vaya a durar y realmente extraño los shows en vivo.

Ross: Yo también. Justo tuve un momento hace unas semanas en donde realmente extrañé todo eso, la calidez de la gente en un show en vivo… realmente lo extraño y siento como si ya hubiera pasado demasiado tiempo. Definitivamente extraño los shows en vivo.


Al menos ustedes fueron algo suertudos y tuvieron la oportunidad de grabar su nuevo álbum desde el año pasado y no en las condiciones de ahora.

Ross: ¡Eso es cierto! Lo grabamos en 2019 antes de que todo esto pasara y pues definitivamente fue algo bueno.


Así es. ¿Es complicado producir un álbum por sí solos?

Ross: Bueno, el último productor con el que trabajamos fue Ric Ocasek y obvio trabajamos con otros productores más en el pasado. Lo cierto es que nuestras canciones rara vez cambiaban de los demos a la versión final. Nosotros pensamos y arreglamos todo. Siento que al pasar de los años nos dimos cuenta que no necesitábamos un productor, pero a veces era lindo tener a alguien que estuviera a cargo de toda la logística de la creación de un álbum. Pero sí, sentimos que a este punto no necesitábamos realmente de un productor, era como tener demasiadas manos en la habitación. Al final fue realmente fácil, no se sintió diferente a lo que hemos hecho y como que no extrañamos tanto el tener un productor ahí. Fue muy liberador, se sintió muy natural y divertido.


Puedo ver que para ustedes fue realmente fácil este proceso, pero, ¿Enfrentaron algún reto a la hora de crear “Night Network”?

Ross: Creo que nuestro mayor reto fue crear un álbum mientras estábamos atrapados aún en una disputa legal con sellos discográficos anteriores. Llegamos a un punto en el que sentimos que ya teníamos suficiente de la industria musical. Ese fue el único problema que tuvimos realmente, pero siento que cuando entramos al estudio dejamos atrás todo eso porque queríamos enfocarnos y no distraernos.


Para poder concentrarse bien como mencionas, ¿Necesitan algún tipo de ambiente en específico?

Ross: Siento que siempre es agradable tener un ambiente especial, porque eso afecta directamente al álbum. Nos ha tocado grabar en Upstate, en Nueva York en una casa algo desordenada, y por esa zona no hay casi nada alrededor, todo nos quedaba muy lejos. Nos sentimos muy apretados, así que esa vez casi hicimos nuestro álbum un poco más agresivo porque nos sentíamos atrapados. Entonces, siento que es muy lindo estar en un lugar cómodo en donde puedes adquirir experiencias de vida a la vez, porque como te digo, el ambiente de verdad afecta al álbum.


¿Cuál es el significado detrás del título de su álbum Night Network?

Ross: Gary y Ryan fueron los de la idea de darle ese nombre. Todo se remonta a cuando teníamos como 9 o 10 años, era la víspera de Navidad y decidimos quedarnos despiertos toda la noche. Prendimos la televisión para poder aguantar el estar despiertos mientras la veíamos y había algo que se llamaba Night Network, y solo lo pasaban en la noche. Siendo niño, fue algo que se nos quedó muy grabado. Definitivamente no tiene nada que ver con redes sociales ni nada relacionado a la internet. Va más hacia todos aquellos programas de tv nocturnos de los 80’s y 90’s, es como el lado visual de todo eso, porque cuando eres niño percibes todo eso de forma distinta.



Te entiendo, me hiciste recordar mi niñez justo cuando también me quedaba despierta hasta tarde viendo mis caricaturas preferidas en la televisión.

Ross: Justo el sentimiento que mencionas es el que quisimos plasmar en el título del álbum.


Puedo imaginar que tener una banda con tus hermanos debe ser muy especial. Así que, ¿Cómo lidias con el proceso creativo dentro de un círculo familiar?

Ross: Es muy fácil creo yo. Dejando a un lado el negocio que implica ser una banda (porque técnicamente es un trabajo), creo que el simple hecho de estar juntos, conectarnos y tocar es muy lindo. Todos nuestros puntos de referencia son los mismos, coleccionamos los mismos álbumes, etc. Creo que tiene muchas ventajas el tener una banda con tus hermanos, siento como que es muy exclusivo. Para ser honesto, no sé lo que se sienta estar en una banda con tus amigos o con desconocidos porque nunca he tenido esa experiencia, así que no podría compararlo ni decir si es mejor o peor; pero para nosotros es lo mejor. Claro que sí llegamos a discutir y tenemos diferencias en ideas, sobre todo cuando nos sentimos demasiado cansados o estresados, y también lo hacíamos de niños.


¿Tienes alguna canción favorita de éste álbum?

Ross: Mi favorita ahora mismo es “Screaming In Suburbia”. Esta canción de hecho es un riff de guitarra que Ryan encontró en una vieja grabación de cuando hicimos Men's Needs, Women's Needs, Whatever. Creo que por eso me gusta, porque me recuerda a esa época y fueron muy buenos tiempos para la banda. Estoy muy contento con todas las canciones del álbum. Mi canción favorita cambia casi diario, “Earl & Duke” también me gusta mucho.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png