Entrevista con Marineros


Soledad Puentes y Constanza Cer unieron su pasión por la música en el proyecto Marineros, una propuesta electrónica que nos lleva a un viaje por lo más interno de nuestra alma, acompañado de sonidos únicos y naturales. “Mi gusto no es solo por la música, también es por las letras y por la manera de expresar las emociones.” Desde la música que escuchaban de niñas hasta lo que escuchan actualmente, ha servido de influencia para este dúo. Después de compartir proyectos que cada una tenía, Soledad y Cer se dieron cuenta que podían complementarse muy bien con el trabajo que cada una desarrollaba, formando Marineros, “pensamos el proyecto como una analogía entre la vida y el mar… Es una especie de manifiesto nuestro… Como cuando la ola pasa encima de ti, tienes que aprender a sobrevivir.” La naturaleza y lo que rodea a las artistas es tema a tratar dentro de sus melodías, porque hay muchas cosas pasando en el mundo, y en su país (Chile), que hacen que se encuentren en una gran reflexividad. Su relación tan estrecha con la naturaleza les ha permitido incorporar sonidos y elementos de la misma dentro de su música, “cada vez hemos estado más sincronizadas con la Luna y el Sol… Hemos aprendido que son ciclos armónicos que hacen muy bien para que uno pueda entenderlos y poder llevar ese ritmo a la producción… En esto hay colores, hay sonidos, hay ritmos, olores…”

El proceso de composición no siempre es el mismo, pero las chicas siempre están juntas cuando hacer música nueva es la intención, “por lo general estamos en el estudio, a veces Cer tiene algunas ideas en guitarra con letra, y así vamos poniendo sobre eso las bases electrónicas, baterías… O a veces, yo tengo una base rítmica y le vamos componiendo encima.” Comenta Soledad que siempre ha habido un buen entendimiento entre las dos, que ha servido para poder crear la música exactamente como la sienten. La emoción o sentimiento por escribir algo nuevo es la llamada que tienen Soledad y Cer para componer música nueva, “encontrar las palabras para expresarlo es lo más importante, ahí me ayuda Soledad, entre las dos nos ayudamos… Un momento muy específico de querer expresar un sentimiento fue el año pasado, cuando la situación social en Chile estaba muy intensa… En ese momento lanzamos Ámbar…” Una canción que nos inunda de calma y paz, voces dulces acompañadas de una guitarra y sonidos naturales de fondo. Definitivamente una canción que nos invita a reflexionar sobre lo que ocurre a nuestro alrededor y lo que podemos hacer para ayudar. Al tratar temas tan sensibles y que posiblemente se puedan malinterpretar algunas palabras, las chicas han sabido cómo escribir una canción bien dirigida, “no es fácil ni difícil, solamente va fluyendo… Yo lo que hago es estar leyendo o escribiendo, todo el tiempo nutriéndome, porque sé que, en algún momento, lo que estoy sintiendo, va a encontrar la forma de salir.” Es un proceso que requiere paciencia y constancia de parte de las dos, dándole especial importancia y sobre todo tiempo, a la energía y sentimientos que reciben y las llaman para crear nueva música.

Con las tendencias actuales hacia el reggaetón, Soledad y Cer toman en cuenta elementos de la música urbana para incorporar en su sonido, pero nunca dejando de lado su esencia. “Es interesante ver lo que sucede con la música pop, pero nosotras también tenemos nuestras corrientes que nos gustan y son las más inspiradoras, son cosas más independientes o de la música electrónica… Lo importante es mantener una esencia que te guste y que cuando lo tomas, se note en tu música.” Con sonidos electrónicos ambientales, Marineros nos muestra música que nos hace mover las caderas y disfrutar el momento. La conexión con su público es parte de este proceso, “la delicadeza o la simpleza que nosotros le ponemos a la música, son cosas que las hemos pensado al componer y es muy bonito que la gente las vea y las sienta de la misma manera… Cambia con cada canción, porque nosotros al escribirlo sentimos algo y ellos al escucharlo pueden sentir algo más…” La magia de la música es tan increíble que puede unir a tantas personas solo con una melodía y letras que les llegan hasta el alma. Los shows en vivo son la prueba final para crear esta conexión con el público, que es muy variado cada vez y que, al ser tan cambiante, genera una energía diferente en las chicas, “el público mexicano, yo recuerdo que era muy efusivo, a diferencia del público en Estados Unidos que fueron más tranquilos, más calmo, que apenas estaban descubriendo quién estaba tocando… Por ejemplo, en el Ruido Fest, en Chicago, había muchos más latinos y con ese público, la presentación se vuelve más sentimental”. Con presentaciones en Lollapalooza Chile, SXSW (Austin, EEUU), Festival Ceremonia y Marvin (México), Soledad y Cer han comprobado que los públicos son muy diversos, pero que siempre es bueno encontrarse con energías diferentes, lo que les permite explorar nuevas experiencias y sentimientos que pueden ser apremiantes para las dos.

Estar en el escenario no es una opción en estos momentos, debido a la situación mundial que se está viviendo, pero eso no afecta la producción de las dos, “son momentos de mucha reflexión, que para nosotros nos sirven de inspiración para escribir lo que sentimos y tal vez, alguien allá afuera sienta lo mismo y se siente identificado con nuestra música…” Marineros es un proyecto de música electrónica que incorpora elementos naturales y sociales para crear una atmósfera de reflexión y diversión al mismo tiempo.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg