Entrevista con Algiers


Con sede en tres ciudades de dos continentes diferentes, Algiers no conoce barrera alguna, está banda ha enfrentado el racismo, la represión y la indiferencia con su sonido multifacético que abarca desde un energizante rock, post-punk y tintes industriales, hasta un sutil soul, gospel y un jazz experimental completamente adictivo. Son Franklin James Fisher (voz), Ryan Mahan (bajo), Lee Tesche (guitarra) y Matt Tong (batería), que hacen de Algiers una genialidad contemporánea trascendente: que incita a la rebelión con su esencia políticamente comprometida para armonizar una bella distopía.

Anunciando su tercer álbum, con ‘There is No Year’, la banda se ha mantenido imparable y ha generado consciencia alrededor del mundo con sus mensajes de ruptura y simbolismos; sin duda, Algiers son una banda que está reescribiendo la historia. Platicamos con Matt Tong sobre los detalles de su último álbum, la increíble furia detrás de sus canciones y cómo Algiers cambiará el mundo.

‘Algiers’ se formó en 2012, pero algunos de ustedes han sido amigos desde la infancia, ¿cuál es el primer recuerdo que te viene a la mente de ustedes haciendo música?

Matt: Creo que la primera que viene a mi mente es cuando comenzamos a componer por primera vez y dejamos que la música nos llevará, nos permitiera experimentar con ella y es ahí, donde también nos damos cuenta que podemos confiar uno en el otro. Es que al principio, veníamos de diferentes lugares y cada quien tenía sus ideas, pero estábamos seguros de que queríamos que este fuera un proyecto complemente único.

Algiers (Argel en español) es una ciudad de Argelia, pero ¿por qué decidieron que este nombre representará a la banda?

Matt: Está inspirado en este momento histórico de la lucha anti-colonial y cuando pensamos en Algiers, nos viene a la mente esta película que se llama ‘The Battle of Algiers’ y habla de este movimiento de Independencia, de la lucha y liberación de Argelia. Además, creemos que este momento no es tan lejano de los problemas que hay en la actualidad: aún hay violencia, aún hay resistencia; es por eso que es tan importante para nosotros y una razón para sentirnos identificados.


El sonido de ‘Algiers’ se describe como "R&B post-punk, soul, hip-hop, gospel y distópico", ¿cómo lo describirían ustedes?

Matt: Me parece muy acertado cuando dicen que nuestro sonido es un soul-punk muy industrial o un soul reconstruido. Honestamente, no estamos todos de acuerdo con como definiríamos nuestro sonido, pero para mí, cómo un soul distópico me parece perfecto y no solo por las raíces de Franklin, ni porque el soul corre por sus venas, sino porque en general tratamos de abordar ese aspecto oscuro, en distopía y conflictivo, que pueda ver más allá de lo que nos depara el futuro.

Su tercer álbum, ‘There is No Year’, se estrenó hace unos días y es increíblemente poderoso. ¿Cómo fue hacer este álbum para ustedes?

Matt: Sí es de nuestros trabajos más poderosos, pero también es de los más complicados, fue realmente complejo. En general, somos una banda que maneja ideas bastante fuertes, tanto individualmente como en general y también es la primera vez que trabajamos con dos diferentes productores, así que luego comunicar esas ideas podía ser bastante cansado y pues fue crear un álbum desde el inicio con ellos, fue difícil adherir todas estas ideas y que funcionarán tan bien. Llegó a ser un poco caótico, pero fue fácil dejarlo por un tiempo y cambiar de perspectivas, para así poder regresar y valorar las cosas buenas que se habían logrado. También fue un proyecto que tuvimos que perfeccionar, hacer mezclas y tracking en alrededor de cinco semanas, fue todo un desafío.


"Can the Sub_Bass Speak?”, fue el primer adelanto de este nuevo álbum y fue una obra maestra que se volvió viral, ¿cuál es la historia detrás de esta canción?

Matt: Por supuesto, está canción fue la oportunidad de que Frank pueda expresarse libremente, expresar sus ideas, frustraciones y todo su contexto en la actualidad: al ser una persona afroamericana haciendo música en esta época contemporánea y haciendo lo inesperado a lo que los demás creen que debería estar haciendo. Se abordan emociones bastante fuertes sobre identidad, de la presión social y su deseo conformista; después de varias críticas y que el mundo no podía conectar con el mensaje de la banda, generó bastante frustración y esa canción sale en respuesta. Recuerdo que decía que quería hacer algo al respecto, sacarlo todo de su pecho, dejarlo ahí y no volver a hablar al respecto; esa canción es cien por ciento Frank y es completamente memorable.

¿Qué canción de ‘There is No Year’ dirías qué es tu favorita y por qué?

Matt: ¡Me encanta esta pregunta! Diría que es “Hour of the Furnaces”, porque para mí fue un logro por completo, Lee había pensado usarla para nuestro segundo álbum pero no estábamos lo suficientemente convencidos, así que aprovechamos para volver a intentar que funcione y colaboramos por primera vez, tuve la oportunidad de dirigir directamente y ayudar a que esta canción saliera. Además creo que Frank realmente brilla en esta canción y que las letras representan por lo que está pasando, es muy íntima porque habla de los problemas que suceden en su vida y que él quiere explorar.

Con mensajes tan poderosos de libertad, rebelión y gran influencia política, ¿cómo dirías que la música de ‘Algiers’ puede cambiar el mundo?

Matt: Somos músicos, no hacemos realmente política, no somos políticos; creo que podemos expresar y compartir estas ideas a nuestra audiencia, así generamos un sentido de unión, del que todos somos parte. No queremos meterlos en la teoría política o generar una rebelión, queremos generar una comunión, que la gente este una con la otra, y entiendo que es difícil reaccionar a nuestra música, pero creo que nuestro poder para cambiar el mundo va más por este sentimiento de unión y empatía.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071