Disidente en el Foro Indie Rocks!


Foto x Sergio Cubos | @qbos.fotografia

La Ciudad de México se pintó de colores el sábado, el Zócalo, el Ángel, el metro, los restaurantes, muchos rincones portaban con orgullo la diversidad. Sin embargo, en la tarde noche alrededor del Foro Indie Rocks! todo era negro: chamarras, maquillaje, botas, playeras. Disidente había puesto su huella en el recinto de la Roma.

El telón abrió con los acordes de “Baba O’Riley” de The Who, lo que auguraba una noche épica. “No eres yo” fue la abridora, que junto con un gran juego de luces, prendieron a una audiencia que ya estaba desesperada por desfogar su emoción.

Alejandro Mendoza, vocalista y guitarrista, se mostró en todo momento en sintonía con los fans, agradeciendo su presencia, pero sobre todo, que todo este tiempo estuvieran apoyando al rock and roll mexicano.

El público no dejó de corear cada una de las canciones siendo “Velociraptor”, “Cómo fue” y “Sobre mi tumba” algunas de las que más prendieron al público.

Si bien, el setlist tuvo sus momentos de melódicos y hasta nostálgicos, la euforia y la energía fueron el ingrediente principal. Mendoza no dejaba de contagiar a la audiencia con su poderosa voz y sus movimientos en el escenarios, esos que los frontman actuales ya no sueles hacer, recordándonos a las estrellas de rock de antaño.

Foto x Sergio Cubos | @qbos.fotografia

A la mitad del show, los fans ya no pudieron contenerse, y el clásico slam no se hizo esperar. Canción tras canción, acordes tras acordes, eran como gasolina para el público, que no dejaba de aventarse y apasionarse con los acordes de Disidente. Después de varios intentos, el crowdsurfing también se hizo presente.

Fue tanta la buena vibra, que Mendoza se contagió de la energía y también se aventuró a fundirse con los fans. Sosteniéndose de los hombros de aquellos en las primeras filas, llegó al medio del recinto para desde ahí aventarse y ser parte de la magia.

Tras experimentar una lluvia de emociones, y cerveza, llegó “El rock ha muerto”, un momento de quietud y emotividad que le dio descanso al resto de la banda. Luego siguió “Hasta siempre” vaticinando que el fin del show estaba por llegar, lo que prendió aún más a los presentes.

Despidieron la noche “Volver” y “Alemania”, entre aplausos, sudor, cansancio, pero sobre todo emoción desbordada. Los miembros de la banda regalaron lo que pudieron a unos afortunados, no sin antes volver a agradecer a la “familia” de la Ciudad de México todo el apoyo recibido.

El Foro Indie Rocks! fue testigo de un show roquero como pocos en la actualidad, donde el headbanger y el slam es una obligación, y la fusión del público con la banda es incomparable.

Foto x Sergio Cubos | @qbos.fotografia

NOVEDADES x VIBRAS