Chingadazo de Kung Fu en el Lunario

Fotos x Jiovanna Bellamy Es claro que el público ama a Chingadazo de Kung Fu y ellos a su público y a todas aquellas personas que se vieron involucradas esta noche, una noche que marcará la carrera de la banda y de todos los presentes.

Lo que había comenzado como una broma se convertía en realidad esta noche, con la presentación de su nuevo disco; Me pongo hasta la madre porque estoy hasta la madre y un montón de invitados especiales. Pero no la noche no comenzó con CHDKF. Primero presenciamos a Seis Pistos, banda de punk originaria de Chihuahua que logró congeniar bien con el público, mismo que se animo a comenzar el festín de golpes amistosos frente al escenario con canciones como; “La vida fácil”, “El punk no morirá” y “Mil veces”. Pese a sus 20 años de trayectoria siguen demostraron sus ganas de seguir tocando y de mantener la esencia del género.


La emoción seguía creciendo en el transcurso de la noche, era momento de escuchar a Nadiescucha, banda de Puebla—Monterrey, quienes conectaron perfectamente con el público, inclusive con aquellos que no los conocían pero se animaron a sacudir su cabeza desde su lugar. Sin duda es un proyecto bastante bueno y que vale la pena seguir, algunas canciones que sonaron fueron; “Fuego y Aire”, “Rezos divididos”, “No vuelvo a tomar” y “Nadiescucha”.

Antes de que Marino, Alex y Beto subieran al escenario, se proyectaron un montón de imágenes que nos trasladaban a varios momentos que Chingadazo de Kung Fu ha pasado, momentos clave para que se convirtieran en una de las bandas más queridas de la escena. Esta noche era especial, las familias y amigos cercanos de Chingadazo de Kung Fu estaban presentes. Entre historias y anécdotas que contaron nos hicieron sentir parte de todo eso, como si todos hubiéramos estado presentes, nos hicieron sentir parte de una gran familia. Fueron 18 canciones cantadas al desamor, al sexo y a las drogas, 18 canciones que hicieron parecer un mar de gente olas y crestas que chocaban y se rompían entre sí en el Lunario, 18 canciones que se pudieron escuchar en la garganta de cada uno de quienes estuvimos ahí, 18 canciones que motivo a varios a quitarse la playera, a esquivar los cuerpos sudorosos en el slam que se mantenía a la expectativa del escenario.

Chingadazo de Kung Fu es una de las bandas que más prende en vivo; la manera en la que su show conecta con el público es única, saben perfectamente como hacer una total fiesta donde los invitados nunca faltan. Los primeros fueron Chucho Tormenta en la guitarra y Lalobilly en el contrabajo; ambos de Los Pandilleros, para interpretar “Intento Fallido No. 7”. El segundo invitado fue una gran sorpresa para muchos, Pepón de Seguimos Perdiendo subió al escenario para interpretar “Sigo Perdiendo”, canción inspirada en su icónica banda. Sabemos que CHDKF es una fusión con Seguimos Perdiendo, pues le hicieron honor e interpretaron nuevamente junto a Pepón “Nena Boba“ en una versión bastante especial y que cautivo a todo el Lunario.

Las sorpresas continuaban, y uno de los invitados que no podía faltar era Gastón Espinosa, mejor conocido como Lng/SHT, pues ha apoyado en buenos y malos a Chingadazo, esta noche los acompañó con el bajo en “No Me Importa“. Como iba pasando la noche el calor se sentía en todo el Lunario; el sudor era notorio y algunos en el público ya habían optado por quitarse la playera.

Todo eso abrió paso a unos de los momentos mas especiales de la noche, los padres de Marino, Alex y Beto subieron al escenario a ponerse los instrumentos de sus hijos, donde aprovecharon por agradecerles el apoyo y la gran figura que significan hoy por hoy para ellos. Después Marino estaba apunto de presentar “3 de Noviembre”, una canción que escribió a su madre y a la cual le dio el nombre de su fecha de cumpleaños. El mismo relataba que fueron muchos meses en los que dejo de hablar con la mujer más importante de su vida, pero días antes al concierto decidió tomar valor y llamarle por un telefónico público para que asistiera al concierto, acto seguido; su madre subió al escenario a darle un fuerte abrazo entre lagrimas, momento que enchino la piel del público. Así fue como dimos paso a la principal razón de esta noche, la presentación de su nuevo disco; Me pongo hasta la madre porque estoy hasta la madre, el cual lanzaron a través de una simple lista de reproducción en Youtube hace unos días. A pesar de ser canciones nuevas; “Epitafio”, “Todo esta de lujo”, “Tú no me dices que hacer”, “Tabique de Oro” y “No te voy a regresar tu Apple TV” fueron cantadas de principio a fin a todo pulmón por el público. Para cerrar con broche de oro, sonó “No lo tomes a mal” donde todos los invitados y amigos de Chingadazo de Kung Fu subieron al escenario para despedirse de esta noche tan especial tanto para ellos como el público.

NOVEDADES x VIBRAS