Caloncho en el Teatro de la Ciudad

Fotos x Jiovanna Bellamy

Cuando Caloncho anunció sus shows Desde los árboles para el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, después de presentarse en diversos festivales y venues de la República, supimos que nos esperaba algo bastante especial; esto por los materiales previos que estuvimos viendo en redes sociales, entre ellos las ilustraciones de cada uno de los integrantes del equipo Caloncho con sus atuendos tipo Boy Scout, el check list previo al Campamento Todo Bien, y sobre todo los cuatro temas y videos de la producción Desde los arboles.

El día de ayer fue la primera edición del Campamento Todo Bien, el ingreso al Teatro de la Ciudad fue a partir de las 8 pm. En punto de las 8:30 apareció en el escenario el originario de Uruguay Juan Wauters, quien acompañado de su guitarra acústica nos contó sus travesías por la Ciudad de México a través de canciones, al tiempo que nos compartió la anécdota de cómo conoció a Caloncho y en más de tres ocasiones dos temas que marcadamente hablaban de su amor por las frutas y la vida mientras corría de un lado a otro del escenario. Todo esto frente a las cortinas rojas del Teatro que resguardaban la escenografía que en pocos minutos podríamos ver.

La tercera llamada se escuchó en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris y las luces se apagaron. Humo mezclado con luces azules nublaban la vista al escenario, al fondo se escuchaba una flauta transversal que ambientaba el inicio de la noche. Entró al escenario el guía del campamento para pasar lista a cada uno de los integrantes del equipo hasta llegar a Caloncho que con un fuerte abrazo lo despidió y las luces volvieron a encenderse al ritmo de la primera canción.

El Teatro no estaba a su máxima capacidad pero la euforia del público daba la ilusión de que sí, pues durante toda la presentación se sintió una vibra impresionante que en más de tres canciones hizo temblar el recinto. En definitiva la emoción de los fans se prendió con la llegada de ”Chupetazos”, tema que Caloncho dedicóa todos los que encontraron amor en este campamento, amor de verano.”

Pocos segundos después Caloncho nos compartió el origen de la recién estrenada canción “Mamá Morada”, “Una madrugada soñé a una madre, ella cantaba la canción. Desperté y corrí a apuntarla. Se me hizo muy lógico que una madre debía interpretarla, estas palabras dieron entrada a la gran invitada de la noche, vestida con un atuendo campista como el resto del equipo, apareció Ximena Sariñana para interpretar el tema con el que colabora en el EP “PA”.


El climax del gran camping sin duda fue gracias a tres temas que interpretados sin pausas hicieron que el público se levantara de sus asientos para bailar y cantar a una sola voz cada palabra. Inició “Loco” entre luces moradas intermitentes, creando un ambiente muy íntimo en el teatro seguido de “Brillo mío”, la mejor recibida de la noche. Y terminando con aplausos coordinados de los Canarios como preludio a “Amigo Mujer” que hizo retumbar cada rincón del Teatro.

El campamento continuó con un breve intermedio con ambientación natural, sonidos de aves y árboles inundaron el Teatro por poco más de dos minutos creando una experiencia sensorial muy agradable con la luces apagadas. En ese momento entró Caloncho para interpretar “Palmar” a capella con el público acompañándolo de pie, luces cálidas alumbraban la escena como si de fuego se tratase para dar un completo ambiente de hoguera.

Así fue como llegó el medio tiempo de la obra. Pasaron cinco minutos en completo silencio interrumpidos por una voz al momento que entraban visuales con estrellas y Caloncho con una lámpara para alumbrar el escenario; "No hay campamento sin fogata". Al encenderse de nuevo la luz, la escenografía había cambiado por completo, una fogata se encontraba al centro del escenario y el cartel del campamento había desaparecido.


Sentados recreando una auténtica fogata bajo el canto de los grillos de fondo los mamíferos y Caloncho interpretaron algunas peticiones del público como “Amor Papaya” y “Bésame Morenita”. En ese momento se llamó a Ximena nuevamente a escena para cantar a la luz de la fogata "Monitor", cover de Volován.

"Hay espacio para una petición más” fueron las palabras que dieron pie a la canción de cuna “Julia”. Sentados en el piso Dex y Jony, mientras que Caloncho y los demás canarios en pequeños troncos interpretaron “Equipo” con risas de todos los integrantes de la banda que se notaba se estaban divirtiendo muchísimo.

Las luces se apagaron solo por unos segundos y el encore fue recibido con luces de celulares iluminando el venue al ritmo de “Hedonista”, todos aprovechamos para ponernos los lentes 3D que nos obsequiaron al entrar al Teatro, estos bajo las luces del teatro daban un efecto un tanto navideño y campista al observar arboles por todo el recinto.

La noche llegaba a su fin de la mano de “La chora” y el baile cumbiero del público a su máximo esplendor. El campamento terminó con “Optimista” y unas palabras por parte de Caloncho “Con esta canción nos vamos queridos campistas, gracias por una energía bellísima, grandiosa, optimista.”


GALERÍA


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg