Café Tacvba en el Foro Sol

Fotos: Bere Rivera | @soy_bro

Café Tacvba @ Foro Sol, 2019

Ver el Foro Sol es algo imponente y lo es aún más cuando todas las localidades están ocupadas. La noche ya había caído y la temperatura iba disminuyendo cuando, a las afueras del recinto, se veía a las personas deambular por las puertas de acceso. Algunas traían camisetas que anunciaban el nombre de la banda estelar: Café Tacvba. Otras, se encargaban apenas de comprarlas en los puestos de enfrente.

Había familias que se preparaban para entrar, niños con el distinguido gorro de “Zopilotes” y con playeras talla chica que demostraba su afición por los tacubos. Todo parecía estar listo, a lo lejos se escuchaba a Neptuna, la banda telonera, entonar alguno de sus temas y calentar los motores para el show de más tarde.

Ya en las gradas, el ambiente se veía sereno pero no fue así por mucho tiempo. La hora que marcaban los boletos se acercaba poco a poco. Desde antes de que empezara, el público ya se notaba animado. Los admiradores solo guardaron silencio en tanto un grupo de mujeres salió del escenario a recitar “Un violador en tu camino”. Canción que ha cobrado fuerza por el impacto de su letra, que es en contra de la violencia de género. Al término, los espectadores aplaudieron; luego ellas salieron de la tarima.

Había quienes, desde la parte de atrás, empezaron a corear “papapa eo eoo, papapa eo eoo” en alusión “El baile y el salón”. Después de un intento fallido de la famosa ola, las luces se apagaron, la gente empezó a gritar y, uno minutos después, el cuarteto apareció entre el humo que envolvía al escenario.

“Seguir siendo” fue la melodía que inició el festival nocturno. Posteriormente, bajo las luces azules sonaba “Tengo todo” y se podía ver, entre ráfagas iluminadoras, los diminutos cuerpos de la sección general que se movían de lado a lado. “Cero y uno”, “Debajo del mar” y “La zonaja” retumbaron en el foro después de que Rubén Albarrán, el vocalista, comentara que habían llegado a 30 años de trayectoria y que les agradecía a los fans su asistencia.

La velada avanzó éxito tras éxito. “Volver a comenzar”, “La once” y también “La dos”, fueron parte del especial setlist de Café Tacvba. El ambiente en las gradas iba en aumento. Algunos ya se habían despegado de su asiento y empezaron a bailar en tanto ‘Quique’ cantó “El futuro”.


Aunque el cielo estaba despejado, pareció que, llovía café cuando la agrupación la interpretó. En ella tuvieron a dos invitados especiales: Aníbal e Iván, el dúo huasteco. El primero con la guitarra y el segundo con el violín, dieron un aclamado espectáculo frente a un recinto lleno. Iván, quien recitó unas frases de aquella melodía, fue el motivo para que Rubén gritara que vivan los niños y los niños internos.

“Las flores” tenían que ser una parada obligada y lo destacable de ella fue que Albarrán no la cantó. Prefirió que el recinto se uniera y todos a una misma voz sonaran. Sin duda fue de los momentos más mágicos de aquella noche de diciembre.

La banda de Los Tres fueron otros invitados. Junto a ellos tocaron temas como “Amor violento”, “La torre de Babel” y “Déjate caer”. El vocalista agradeció su presencia y poder cantar a su lado algunos temas que les han prestado. Los siguientes actos especiales fueron los hijos de los integrantes, “La chica banda” fue la canción escogida para ese momento.


Tras la primera pausa, ‘Meme’, como algunos suelen llamar, cantó en la pasarela “El mundo en que nací”. Un halo azulado se reposó en él mientras tocaba el piano. “Eres”, “Quiero ver” y “El baile y el salón” marcó lo más nostálgico y emotivo del show que poco a poco, minuto a minuto, iba concluyendo. A pesar de ser medianoche la cerveza, que fue la bebida que más se consumió, seguía comercializándose y reposaba en el paladar de muchos.

En el segundo encore, los temas escogidos y quienes pusieron punto final a aquella conmovedora fiesta, fueron “Zopilotes”, “María” y “La ingrata”. Ésta última llevaba varios años sin ser presentada debido a la letra, no obstante, aquel Foro Sol no podía quedarse sin oírla. Así que de la mano de Andrea Echeverri y con la letra modificada hacia un aspecto menos denigrante e incluso, a favor de la mujer, Café Tacvba cerró el show de sus tres décadas de carrera con un mensaje social.

La música es un medio ideal para cualquier causa. Luego de que invitaran a algunos activistas del ISTMO de Tehuantepec, Oaxaca, los tacubos se sumaron a otras luchas sociales de la actualidad. La banda además de ser una de las más importantes del rock mexicano, también es un conjunto que aprovecha su espacio para ser portavoz de otros.


GALERÍA


NOVEDADES x VIBRAS