Entrevista con A Place To Bury Strangers

Encontrar pureza en el impulso.

a-place-to-bury-strangers-see-through-you-album-oliver-ackermann
Foto: Ebru Yildiz

Después de un tiempo entre lo artístico el espíritu parece aclimatarse. La música que antes nos emocionaba se hunde en la suavidad de la costumbre, los sonidos son más opacos, nuestros cráneos pierden reverberación. El riesgo se vuelve entonces la única verdad. Ese incendio constante empuja las barreras de lo expresivo llevando cada género siempre un paso más allá; nos dio jazz, vanguardia y spoken word, ha guiado el avance de lo contemporáneo y formado a más de un ícono del sacro pop. Es el riesgo el que ha hecho de ciudades como New York mecas culturales efervesciendo en nuevas y emocionantes maneras de aproximarnos a la musicalidad, produciendo, al calor de su filosofía, personalidades como la del frontman de A Place To Bury Strangers, fundador de Death By Audio y punta de lanza para el underground de frontera Oliver Ackermann, con quien tuvimos la oportunidad de conversar de cara al lanzamiento de su más reciente material con APTBS.

‘See Through You’ llegó al oído público hace unas pocas semanas vía Dedstrange Records, ¿emocionado?

O: Sí completamente, aunque es un tiempo muy extraño para sacar un álbum.

Creo la mayor parte de los artistas sintieron eso tras estos dos años. Contrastar el antes y después de la pandemia parece inevitable, pero el tiempo ha corrido siempre. El debut de APTBS vió la luz durante 2007, ¿qué ha cambiado desde entonces?

O: Todo ha cambiado. Nos enfocábamos en montar el show más loco posible y sacar lo que sintiéramos en el momento. El primer álbum en el que trabajé a consciencia fue ‘Worship’, el homónimo fue más como una colección de demos para emocionar a todos quienes conocíamos. Con ‘See Through You’ tratamos de tomarnos más en serio, la intención era hacer algo que jamás se haya escuchado. Tengo la oportunidad de hacer música que las personas realmente escuchen.


Si algo ha caracterizado a la banda desde sus inicios es la unicidad en el sonido. APTBS es estridente, te desafía constantemente, se balancea entre el knockout auditivo y el escape de lo sonoro ¿siempre fue la intención?

O: No realmente, en algún punto pensé tomar un camino de crudeza mucho más… ¿tradicional? Pero fue a raíz de que hice algo por mi cuenta, que de hecho gustó, cuando dije “A la mierda todo esto” y seguí recorriendo este extraño y pequeño mundo, ver qué tan lejos podía llevarlo. Muchas veces no sabía qué demonios estaba haciendo, pero sonaba asombroso [ríe]. Empecé a construir el lenguaje del proyecto y terminé con esta suerte de sonido salvaje lofi altamente no convencional.

Supongo que el sonido de ‘See Through You’ es una consecuencia natural de toda esta exploración.

O: Eso creo, siento que finalmente hice un álbum que suena como a nadie más. Aun cuando compuse ‘Pinned’ mayormente por mi cuenta estaba permeado por la intención de estas otras personas ¿sabes? sus habilidades, la manera en que querían contribuir. Después de ese disco la banda se estaba cayendo a pedazos, supongo que fue una oportunidad camuflajeada, ver hacia dónde podía llevar todo sin nadie más al core. De pronto ya no había nadie con quien rebotar ideas, pensar en qué les iba a gustar y qué no, fue voltear hacia mí y preguntarme ¿cuál es la música que genuinamente me emociona?

2020 parece haber sido una gran etapa de transición; el cambio de integrantes, el aislamiento ¿fue esto lo que originó el LP?

O: Sí, me la pasaba tocando batería en el estudio, despierto toda la noche, viviendo esta especie de ruptura con mis excompañeros. Fue ahí cuando algunas de las canciones empezaron a formarse, teniendo presente este impulso de emociones intensas y sintiéndome traicionado de una u otra forma. El mundo volviéndose loco tampoco ayudaba.

Cada corte nació de un lugar completamente honesto y puro; tener esa clase de pensamientos sobre amigos cercanos era horrible, pero al mismo tiempo se convertían en canciones realmente buenas, una especie de terapia personal: despertar en el estudio, tocar guitarra hasta la madrugada, sentirme harto y arrojar todo contra la pared. Los momentos en que sentía la música resaltaban.

a-place-to-bury-strangers-see-through-you-album
Portada: ‘See Through You’ de A Place To Bury Strangers

Al encontrar canciones con las que genuinamente resueno siempre pienso en qué tan real fue ese sentir para quien está del otro lado, ¿viven así de intensamente o solo decidieron que happy punk no se leía tan bien? Me alivia saber que APTBS nace de la sinceridad.

O: No soy tan bueno como para fingirlo, es por eso que trato de hacer música tan real como me sea posible. Es parecido con los shows en vivo, adoro que las luces estén apagadas, te asusta un poco aún sobre el escenario, no sabes exactamente qué va a suceder. La sensación de estar atrapado, de correr por tu vida. Tienes al mundo frente a ti, debes ir por él y hacer algo asombroso.

Volviendo un poco al lanzamiento ¿qué es distinto en este disco?

O: Muchas cosas cambiaron; el equipo del estudio, los efectos utilizados, quién era yo antes y después de cada track. Grabé las primeras maquetas justo al inicio del confinamiento cuando solo tenía mi guitarra a la mano, me la pasaba tocando líneas de bajo con un montón de pedales Digitech para igualar el sonido, creo que eso dio el impulso a más de un corte. También batería, no estoy seguro de si había grabado percusiones en algún otro álbum antes.

¿Alguna influencia en específico?

O: Había estado escuchando mucho punk rock basura y garage australiano. No siento que se relacione explícitamente con el álbum, pero de una u otra manera lograron permear el sonido.

Bueno, definitivamente “australiano” no es uno de los adjetivos con los que le describiría ¿Qué hay del proceso creativo?

O: Fue todo un caos. Cuando no tienes ese escape para poder salir y despejarte se vuelve desgastante, te hartas durante cada grabación, te encuentras a ti mismo cambiando constantemente de instrumento. Creo que muchas personas se dieron cuenta de ello, empezaron a construir su home studio por si quedamos encerrados para siempre.


Entiendo que además de componerlo llevaste a cabo toda la posproducción del LP ¿cómo lograste mantener la objetividad sumergido enteramente en el proceso?

O: Creo que debes hacerte las preguntas difíciles y estar completamente preparado para la respuesta, ¿Esta canción es un mierda? El punto es lanzar algo que realmente te haga sentir orgulloso, que a tus amigos les guste, exponerte.

¿Hubo alguna especie de pensamiento central que te acompañara durante todo el proceso?

O: Existen cosas alrededor de la ciencia del sonido que realmente me interesan, no diré que no existe cierto nivel de expertise [ríe] pero quizá no en un sentido canónico. Aún en mi trabajo más técnico me guío por la idea de comprender lo que sucede a un nivel teórico y después pensar en lo que quiero escuchar al momento de usar audífonos y disfrutar del sonido. Sentirme cautivado por el ruido del autoestéreo cuando insertas un casete viejo o la distorsión de las bocinas en la laptop de un amigo, llegar al stage sonoro donde no existe control alguno.

Habiendo hablado a profundidad de su origen ¿cómo te sientes al escuchar ‘See Through You’?

O: Para mí es un álbum extremadamente personal, pero al mismo tiempo estoy consciente de que mi manera de componer abre los brazos a toda clase de interpretación ¿sabes? A mí me ayudó a atravesar y conectar todas estas emociones, frustración, felicidad, poder volver a reunirme con amigos. Un soundtrack para lo abrumador que puede ser sentir.

a-place-to-bury-strangers-see-through-you-album-oliver-ackermann
Foto: Heather Bickford

Hablando de amistad, ahora los Fedowitz son parte de APBTS ¿cómo pasaron de ser viejos amigos a bandmates?

O: Cuando la APTBS se estaba separando solía pasar mucho tiempo con Sandra y John, además su banda, Ceremony East Coast, era genial. Parecía que el siguiente paso lógico era ver si querían hacer música y, vaya que ha funcionado, hemos estado escribiendo nuevo material, realmente me emociona.

¿Alguna idea de lo que está por venir?

O: Pfff, no lo sé. Supongo que grabar aún más música, dar más conciertos, ir a más lugares, hacer nuevo equipo, romperlo.

Esperamos verlos por acá en un futuro cercano.

O: ¡Claro! Aún no estoy seguro de cuándo exactamente, pero es una prioridad. Amamos tocar en México.

Siento que no puedo despedirme sin preguntarte esto ¿alguna vez imaginaste llegar hasta aquí con cada uno de tus proyectos?

O: Jamás. Nos cortaban todo el tiempo, los venues nos echaban a mitad de set, los ingenieros terminaban apagando la consola mientras la gente gritaba cosas como “¡Largo de aquí!”. Era casi extraño lo hostil que llegaban a ser algunas personas, supongo que era porque lucíamos como imbéciles o algo así.

Todo ha sido parte de un proceso increíblemente largo, decidir que realmente quería hacer todo esto e ir avanzando poco a poco, darle tiempo al tiempo para que suceda, un paso a la vez. Con Death By Audio, que ha influenciado a una cantidad absurda de músicos, es bastante parecido. Ahora escucho algún disco donde posiblemente estén usando los pedales y me pregunto ¿qué está mal con esta gente? ¿por qué harían algo así? es muy salvaje la manera en que resultaron las cosas.

Cuando existe la posibilidad de hacer lo que realmente amas lo único que quieres es seguir intentándolo, tratar de hacer que suceda.


Creo que es esa pasión lo que ha impulsado a la cultura década a década ¿hacia dónde crees que se dirige la música actualmente?

O: Todo cambiará, la capacidad que tenemos para hacer música es gigantesca justo ahora. La escena en New York solía ser esta amalgama de sonidos underground sonando en depósitos abandonados, organizando esa clase de fiestas clandestinas que nadie debería organizar, hacer algo así ya no es tan sencillo. Al mismo tiempo, y hace algunos años, bandas como The White Stripes o Yeah Yeah Yeahs formaron la idea de cómo debía ser la escena, poco después empezó a esparcirse por lugares como California y luego todo el país, el presente es una reacción de todo ese rocknroll.

Creo que nos dirigimos a una era de sonidos vanguardistas, volver a esta idea de cómo se creía que sería el futuro en los 80’s o 90’s. Ver las cosas interesantes con las que llegarán personas que solo tienen acceso a una drum machine, un micrófono viejo y su laptop. La idea tradicional de lo que debe o no debe ser una banda pasará a la historia, las personas empezarán a darse cuenta de lo divertido que es tocar más de instrumento, cada uno se producirá un poco a sí mismo, estaremos más abiertos a que alguien lleve una trompeta o lo que sea al ensayo. La tecnología nos ha llevado al punto donde las personas pueden dilucidar la mística detrás del sonido. Ahora tenemos acceso a toda esta música a través de Spotify, YouTube o SoundCloud, tantos lugares, tantas expresiones, hiperconscientes de lo creativo.

¿Qué le dirías a alguien que está intentando llegar a algo único a través de la música?

O: Creo que es importante recordar que toma algo de esfuerzo hacer algo que valga la pena. Atrévete a hacer cosas de las que no estés seguro si funcionarán. Compón en instrumentos con los que no te sientas enteramente cómodo. Incluye técnicas poco tradicionales al momento de grabar. Recurre a esos sonidos que nadie más podría hacer; el rasgueo de tu guitarra entre las paredes de tu habitación, el quien eres, las cosas que te rodean.

Ha sido un gran placer poder platicar contigo Oliver, ¿algo más que quieras compartir con Vibras?

O: Disfruten el álbum. Vivan tanto como puedan.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

beach-house-once-twice-melody-album